Arrancó en Mérida Yucatán la 17 edición de la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz, que por primera vez reúne a 30 lauredos y se realiza en un lugar de México.

Durante la inauguración en el Centro Internacional de Congresos estuvieron presentes el expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos; el exprimer ministro de Irlanda del Norte, Lord David Trimble, las activistas Rigoberta Menchú, de Guatemala; Jody Williams, de Estados Unidos; Shirin Ebadi, de Irán y Leymah Gbowee, de Liberia, Lech Walesa, el expresidente de Polonia y laureado en 1983, entre otros.

En su intervención, Ekaterina Zagladina, presidenta del Secretariado Permanente de la Cumbre, señaló la importancia de los resultados que se obtengan en este magno evento.

”Dejar una marca por La Paz es entender es que todos los seres humanos somos uno y que somos responsables los unos de los otros dejar una marca por La Paz es trabajar con la disminución de la pobreza y la desigualdad.”

Por su parte Rigoberta Menchú, premio Nobel pidió dejar “huella por la paz”.

”Estamos aquí porque creemos en la lucha contra los crímenes de la humanidad decimos no a los crímenes, decimos no a las armas nucleares, decimos no a la intolerancia, la falta de respeto al racismo, la discriminación y la valoración del ser humano como un ser prodigioso”.

El anfitrión Mauricio Vila, gobernador de Yucatán, les dio la bienvenida y agradeció su presencia.

”Durante estos días encontrarán una cumbre abierta e incluyente para todos los yucatecos, mexicanos y ciudadanos en general que nos visiten de cualquier parte del mundo, con esto buscamos que todos sin excepción alguna puedan participar de manera activa en esta cumbre.”

Arrancaron las plenarias con el tema: “Deja tu Huella por el Desarrollo Social y Económico” participando; Leymah Gbowee, Tawakkol Karman, Jody Williams, Shirin Ebadi, Kailash Satyarthi, Juan Manuel Santos, Lech Walesa, Lord David Trimble.

Publicidad