Las Artes Marciales en China son una parte muy importante de su cultura y constituyen uno de sus aportes al mundo entero.

Sus referencias datan del año 2100 a.C., aunque tampoco se sabe con certeza. Los estilos se denominan Wushu (Kung Fu), Kuo-shu o Chuan-fa, según el número de personas que las realizan.

El objetivo de estos sistemas de lucha es la defensa personal, ponderando el uso puños, manos, codos, rodillas y cuerpo. Quienes los practican obtienen beneficios para la salud mental gracias al control de la respiración y la concentración. De ese modo se logra el dominio del Dan Tian inferior o fu (vientre en español), centro energético localizado en el vientre.

Todos esos nombres están relacionados con el centro de gravedad o centro del ser, foco de respiración y equilibrio del ser humano, también denominado por los expertos como tercer chakra (manipura), o chacra del plexo solar, que está relacionado con los procesos purificadores del cuerpo y la limpieza de toxinas en las Artes marciales en China.

Según la experta Patricia Mertier, el manipura gobierna el poder personal, el miedo, la ansiedad, la formación de opiniones, la introversión, la transición de emociones básicas y complejas.

En el ámbito fisiológico gobierna la digestión; en el mental, el poder personal; en el emocional, la extroversión; y en el espiritual, lo relacionado con el crecimiento”.

Por su parte, los monjes tibetanos señalan que coexisten dos tipos de ejercicios en las Artes Marciales en China: Dedicado a fortalecer el cuerpo y Enfocado a desarrollarse interiormente, siendo un tipo de ejercicio relajado para obtener la mencionada salud interior. Para ellos, casi todas las artes marciales están enfocadas al ejercicio interno.

Global Asia S.L. cita también que algunos tipos de artes marciales en China, entre ellos, Kung Fu, Tai Chi Chuan, Jeet Kune Do, Xing Yi Quan y Qi gong, muchas de las cuales han sido exportadas al resto del mundo, donde diversos países las adoptaron como método de superación e incluso han sido tema de libros y películas.

Publicidad