(SPI / Kaleydoscopio).- México es cuna genética y cultural del primer cacao cultivado en el mundo y donde se originó la cultura del consumo del chocolate como bebida.

Los pueblos mokaya, olmeca y maya fueron los primeros fabricantes y consumidores de chocolate. Después partió a España y después al resto de Europa.

México ocupa el 8° lugar a nivel mundial como productor de cacao con una producción anual de 28.7 toneladas.

Anuncios

Angélica Cruz Barrera, gerente del Comité Sistema Producto Cacao Nacional, afirmó que la producción mexicana de cacao está en manos de 37,000 productores y sus familias.

La mayoría son pobladores de Tabasco (68%), Chiapas (31%) y Guerrero (1%).

En Tabasco en 10 de sus 17 municipios se siembra cacao: Comalcalco, Cárdenas, Cunduacán y Huimanguillo concentran 87% de la producción. En Chiapas hay cuatro regiones: Norte, Centro, Soconusco y Selva-Norte.

Cruz Barrera dice que casi el total de la producción de cacao en México se destina al mercado nacional.

“Hay un déficit de grano de cacao en México de 100 mil toneladas que se importan de 11 países. En México contamos con excelente cacao criollo de fino aroma, que es altamente demandado por chocolateros que elaboran chocolate de alta gama y se exportan alrededor de 150 toneladas a la Unión Europea y a Estados Unidos principalmente”.

Detalló que 80% de la producción mundial de cacao se concentra en los cacaos forasteros y ordinarios que se utilizan en la industria para elaborar pasta y derivados de chocolate ordinario debido a su bajo aroma y sabor.

El cacao trinitario significa 19% de la producción global, el cual puede producir notable aroma. Mientras que el criollo representa 1% de la producción internacional y se caracteriza por su fino aroma utilizado en la elaboración de chocolate de alta gama.

“México cuenta con los tres tipos de cacao y está impulsando el incremento de los criollos, ya que somos país de origen y contamos con superficies agroforestales en las que este tipo de cacao se desarrolla en respeto a la biodiversidad y formas tradicionales de producción”, señaló.

Debido al desconocimiento sobre las bondades de los productos derivados del cacao, México es uno de los países con menor consumo de chocolate.

El consumo per cápita es de 700 gramos anuales, mientras que en Brasil la cifra se eleva a más del doble con 1.5 kg, en Canadá a 3.5 kg, y en Estados Unidos a 4.6 kg.

En naciones europeas el consumo está en 6.8 kg en Noruega y Dinamarca; 7.5 kg en Austria; 9.5 kg en Suiza e Irlanda; y hasta 11 kg por persona en Reino Unido.

Publicidad