“Cada vez veo a la academia más abierta”: Janés

Anuncios
Anuncios

Este domingo Clara Janés (Barcelona, 1940) toma posesión del sillón U que le fue asignado hace un año. En este tiempo, la poeta, traductora y ensayista, ha elaborado un discurso de ingreso en el que tocará muchos temas. “Hablaré de Salomón y el Cantar de los cantares, su significado en Oriente y en Occidente, y de lo que suponía traducir la Biblia directamente del hebreo”, explica a El Cultural. “Me fijaré en la figura de Salomón en el Islam -leyenda y poesía-, su aparición entre los gnósticos y en la alquimia. Y, finalmente, hablaré de la importancia que tiene para la literatura española el triángulo Fray Luis de León, Arias Montano y San Juan de la Cruz, lo que además lleva una cauda femenina: Santa Teresa y otras monjas que también escribieron sobre el Cantar de los Cantares”.

El discurso es un buen compendio de las materias que han sido objeto de interés y de estudio de Janés: la poesía, la fusión cultural entre oriente y occidente, el escaso reconocimiento de la mujer en la historia de la literatura y la mística (“una mística sin religión”, como la de María Zambrano).

La escritora está dispuesta a trabajar en la comisión que le asignen, es una decisión que corresponde tomar a la Academia, dice. “Naturalmente, ya sea en poesía, en traducción o en ensayo literario, subyace el tema de la lengua, cuestión a la que estos trabajos me llevan siempre. Por lo tanto, partiendo de ello, en la medida que pueda, haré lo que se me pida”.

La Acacemia ha sido criticada en repetidas ocasiones por negarse a retirar del diccionario algunas definiciones peyorativas para algunos colectivos, especialmente el gitano. Su director, Darío Villanueva, y otros académicos siempre responden lo mismo: la RAE no rige el idioma, solo da fe de los usos que hacen de él los hablantes. Janés promete aportar sosiego y diálogo en este tipo de discusiones: “cuando las cuestiones se presenten, las estudiaré y daré mi opinión. Creo que hay que hablar para entenderse”.

Janés ha reivindicado en su obra la importancia de las mujeres en el desarrollo de la cultura y ha señalado las desigualdades de género que existen también en este campo. Con su entrada en la RAE, la institución contará ahora con siete mujeres en sus filas, de un total de 42 académicos de número (Paz Battaner será la octava cuando lea su discurso de ingreso). Janés, conciliadora, considera que “este desequilibrio se va resolviendo. Cada vez veo más abierta a la Academia”.

Hace cuatro años, con motivo del Día de la Mujer, El Cultural le preguntó a Janés a qué mujer vería dentro de la RAE. Ella aprovechó la ocasión para nombrar a tres mujeres que nunca fueron elegidas pese a tener grandes méritos para ello: María Zambrano, Rosa Chacel y María Moliner. Ni en ese momento, ni antes ni después, se le pasó por la cabeza que ella sí recibiría esa distinción. “Nunca he pensado en ello, precisamente teniendo en cuenta que ni estas grandísimas intelectuales figuraron entre los miembros de la Academia”, reconoce.

Fuente El Cultural

Publicidad