La primera de estas actividades tendrá lugar al mediodía, y se transmitirá desde el perfil en Facebook de la Zona Arqueológica de Xochicalco. Se trata de un ciclo de cuatro conferencias, organizado junto con el Colegio Morelense de Arquitectos, Conservadores y Restauradores de Monumentos, y enmarcado en “Contigo en la distancia”, de la Secretaría de Cultura.

Cada ponencia abordará un aspecto del recinto museístico, el cual es considerado un hito debido a que, para el momento de su apertura, mostró un carácter pionero a nivel nacional y latinoamericano en temas como la sustentabilidad de su operación y la accesibilidad de sus contenidos.

El diseño del museo, ideado por el arquitecto Rolando Dada y Lemus, se creó en armonía con la arquitectura de Xochicalco, siendo esta la ciudad prehispánica con mayor densidad de construcción por metro cuadrado.

Te puede interesar: Enrique Krauze gana el III Premio de Historia Órdenes Españolas

Xochicalco resalta también por estar diseñada como una ciudad defensiva, y su apogeo, entre los años 650 y 900 d.C., corresponde con el llamado periodo Epiclásico, caracterizado por el reacomodo poblacional que siguió a la caída de Teotihuacan.

Se considera que fueron emigrantes teotihuacanos, junto con grupos locales que habitaron el territorio que hoy ocupa Morelos, quienes erigieron esta antigua urbe, la cual en 1999 fue declarada Patrimonio Mundial, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Desde su apertura, el museo de sitio se diseñó para ser accesible al público con discapacidad motriz, y al día de hoy cuenta con 31 audiocédulas, en español e inglés, que guían a los visitantes con discapacidad visual.

En cuanto a sustentabilidad, dispone de cinco sistemas fotovoltaicos que proveen de iluminación a las áreas de exposición y espacios administrativos; una planta de tratamiento de aguas residuales; y un sistema de captación de agua pluvial, que conduce la lluvia hacia dos cisternas que suman una capacidad de 550 mil litros de agua, con la cual se garantiza el abasto en temporada de lluvias y más de 60 por ciento del mismo durante el estiaje.

El museo también fue diseñado para incorporar sistemas de iluminación y mejoramiento de temperatura que, sin requerir aire acondicionado y ahorrando electricidad, mejoran la estadía del visitante en las seis salas de recorrido y el espacio de introducción y exposiciones temporales.

Evocará conversatorio el origen del museo de sitio

Con apoyo del Instituto Morelense de Radio y Televisión, el lunes 12 de abril, a las 17:00 horas, se efectuará el conversatorio “XXV Aniversario de Inauguración del Museo de Sitio de Xochicalco”, el cual reunirá a los arqueólogos partícipes en el guión museográfico del recinto, Mario Córdova Tello y Giselle Canto Aguilar, así como al arquitecto Rolando Dada y Lemus.

La Zona Arqueológica de Xochicalco ha sido investigada desde finales del siglo XIX; la mayor parte de las más de mil piezas que alberga el museo de sitio fueron recuperadas entre 1992 y 1994, época de exploraciones extensivas en la ciudad prehispánica, mismas que hicieron necesaria la construcción del espacio museal.

Entre las piezas destacadas del recinto está el denominado Señor de Rojo, una figura antropomorfa en piedra, de 1.90 metros de altura y recubierta en cinabrio, que representa a un hombre cuyo cuerpo asemeja la raíz de un árbol y que está sentado sobre un ollin, símbolo asociado al movimiento y a la tierra.

Otra escultura que resalta es la de la diosa Xochiquetzal, monolito de 1.6 toneladas labrado por los xochicalcas, cuyo devenir ha sido intenso desde el siglo XIX, cuando tropas francesas intentaron sacarla del país durante el Imperio de Maximiliano, y que en el siglo XX fue trasladada al Museo Regional Cuauhnáhuac, Palacio de Cortés, en Cuernavaca.

Después de los sismos de septiembre de 2017, los cuales afectaron a dicho inmueble de la capital morelense, la escultura de Xochiquetzal, que ese año integraba una exposición temporal en la Ciudad de México, fue llevada a su lugar de origen en Xochicalco, donde a la fecha permanece.

El Museo de Sitio y la Zona Arqueológica de Xochicalco continúan cerrados como medida preventiva ante de la COVID-19, por ello se invita al público a ser partícipe del 25 aniversario a través de este par de actividades virtuales.

Publicidad