El cuerpo del ícono del pop Prince fue cremado ayer sábado en una ceremonia privada dos días después de su muerte, que enmudeció de dolor al mundo de la música, mientras se anunció que se prepara un acto público en su honor.

El creador de “Purple Rain”, uno de los más aclamados y originales artistas de su generación, será homenajeado con un concierto cuyos detalles serán anunciados en los próximos días, informó en un comunicado Anna Meacham, portavoz de Prince.

“Hace unas horas, Prince fue honrado por un pequeño grupo de sus más queridos: familiares, amigos y sus músicos, en una hermosa ceremonia privada para decir un adiós cariñoso,” indicó la portavoz.

Anuncios

“Los restos de Prince han sido incinerados y su destino final permanecerá siendo reservado”, precisó Meacham.

En línea con lo informado por las autoridades, la portavoz señaló que al menos serán necesarias cuatro semanas para conocer los resultados de la autopsia que se realizó para establecer la causa de la muerte de Prince.

La leyenda del pop, conocido por su prolífica producción musical, murió repentinamente el jueves a sus 57 años de edad en su residencia de Paisley Park, en las afueras de Minneapolis, su ciudad natal.

Prince había sido hospitalizado una semana antes al quejarse de síntomas similares a los de una gripe y su avión debió realizar un aterrizaje de emergencia a su regreso de Atlanta, donde dió sus últimos conciertos formales.

Las autoridades planean en los próximos días realizar una inspección en Paisley Park – que albergaba un estudio de grabación y bóvedas con sus obras inéditas- aunque señalaron que se trata de una operación de rutina, pues hasta ahora no hay nada sospechoso en su muerte.

“No hay motivo para pensar que Prince se suicidó”, señaló tajante el sheriff del condado de Carver Jim Olson en una conferencia de prensa el viernes, añadiendo que tampoco “se encontraron signos obvios de traumatismo en el cuerpo” del artista.

Publicidad