Los escritores mexicanos Juan Villoro y Álvaro Enrigue dialogaron la noche del lunes en Nueva York sobre la situación y los retos del idioma español en Estados Unidos bajo la era del presidente Donald Trump.

En un acto organizado por el Instituto Cultural de México en Nueva York en la sede del Instituto Cervantes, los escritores coincidieron en que el español se expande en Estados Unidos pese al clima político adverso contra las minorías en territorio estadunidense.

Ambos escritores, que desde hace varias décadas han impartido clases en universidades estadunidenses, concordaron además en que el actual momento político en Estados Unidos ha generado una mayor discusión sobre la cultura latina en este país.

Enrigue indicó que el activismo político mostrado por anglosajones estadunidenses respecto de las propuestas sobre migración y sobre refugiados, impulsadas por Trump, ha sido una de las consecuencias benéficas involuntarias generadas por este presidente.

“Me parece que eso es signo de salud. Yendo y viniendo he vivido en Estados Unidos desde 1998 y hasta ahora nunca escuché a nadie preocupado en este país por las minorías hispanoparlantes, salvo a congresistas latinos y a gente asociada con la comunidad migrante”, dijo Enrigue.

Recordó que en Estados Unidos viven 133 millones de hispanos y que pese a que no todos ellos hablan español, este país podría ser considerado ahora o en el corto plazo como la segunda nación con más hispanoparlantes en el mundo, después de México.

“Entiendo que es angustioso el panorama político contemporáneo pero me parece que estos fenómenos abarcan historias más largas y que tienden a favorecer la persistencia del español como lengua practicada Estados Unidos”, destacó Enrigue, autor de “Muerte Súbita”, entre otras novelas.

Por su parte, Villoro expresó que el gobierno de Trump ofrece la oportunidad para reflexionar sobre la relación bilateral y sobre los mexicanos migrantes en territorio estadunidense, pero también sobre el vínculo de dependencia política que ha unido México a Estados Unidos.

“El español tiene un futuro espléndido en Estados Unidos, pero sí tenemos una coyuntura difícil. Lo que se plantea ahora implica el regreso de mucha gente a México y quizá un cambio de la valoración cultural del idioma entre los estadunidenses”, opinó Villoro, autor de “El Testigo”, entre otras novelas.

Resaltó además que la vitalidad del español en Estados Unidos es reforzada por los componentes de la cultura latina que se han logrado asentar durante generaciones entre los estadunidenses y que ahora parecen ya bien arraigados.

“El español como lengua de resistencia en Estados Unidos en la era de Trump tiene un deber importante hoy en día. Nos debe ayudar a tener consciencia crítica respecto de lo que estamos viviendo, tanto dentro de México como en Estados Unidos”, enfatizó Villoro.

Publicidad