El cine, clave en la revolución virtual

Anuncios
Anuncios

Ciudad de México (CDMX). (SPI / Kaleydoscopio).- La revolución digital de la última década hizo estallar la creatividad y talento de un modo sin precedentes y ha brindado, en este sentido, infinidad de oportunidades, indica un artículo del Banco Interamericano de Desarrollo. 

Escena en la cual la industria cinematográfica se ha convertido en uno de los sectores más exitosos para obtener ingresos, y en una fuente para la creación de empleo en Latinoamérica y el Caribe. 

La Industria Creativa Cinematográfica de Latinoamérica emplea a unas 220,000 personas,  el equivalente a toda la población de Nassau. 

Irónicamente, a pesar de la multitud de opciones disponibles en 2016, muchas películas impactantes ni siquiera logran ser proyectadas. 

En muchos países, la censura continúa siendo una dolorosa realidad. Pero esta situación, en sí misma, habla también del impacto social del cine. 

¿Por qué es el cine un vehículo para la evolución sociológica? 

La respuesta es sencilla: el cine es, y ha sido por mucho tiempo, un canal para la educación –sobre los derechos humanos, las problemáticas sociales y globales, y la lucha por el medioambiente, entre otros.  

Si bien los directores pueden no tener necesariamente vía libre en 2016, algunos canales de comunicación social, como Youtube, han hecho que más de un aspirante a cineasta logre convertirse en un Tarantino. 

El cine y los videos multimedia aún son los medios más poderosos para influir en la conducta y la conciencia. La red permite la proliferación de mensajes sumamente impactantes a través de películas a nivel global. 

La lucha por la igualdad, los derechos sociales y el acceso básico y universal a los derechos humanos se está dando ahora más que nunca a través de estos medios. 

Es directamente por medio del cine y de los documentales que muchas celebridades expresan artísticamente su preocupación ante la violación de los derechos humanos y de los animales. 

Recientemente, Jason Biggs hizo una serie de parodias que apuntaban directamente a revelar las desesperantes condiciones de los animales en SeaWorld. 

Por otra parte, las charlas TED abordan de forma directa apasionantes problemáticas sociales y lideran la audiencia global, con más de mil millones de espectadores. 

Sara McLachlan actuó como vocera para los comerciales de BCSPCA por muchos años, pidiendo por el fin de la crueldad hacia los animales. 

Las celebridades, como consecuencia directa de su fama y de la respectiva identificación que el público siente con ellos, tienen la posibilidad de impulsar la filantropía y el cambio social. 

El cine, los películas y los multimedios son ahora, más que nunca, una oportunidad de aprendizaje para la ignorancia social.  

Los aspectos actuales más oscuros de la guerra, la pobreza, la agenda política e incluso la agenda de Mark Zuckerberg para el acceso global a internet, son abordados efectivamente a través del cine y de películas online. 

La agenda de internet de Zuckerberg es parte de la batalla contra la censura. Al permitir el acceso a internet en todo el mundo, los sectores demográficos con un nivel socioeconómico (SES) bajo tendrán acceso ilimitado a la que sin duda alguna es la herramienta más poderosa de nuestro tiempo.

Publicidad