La exploración del movimiento a través de la transformación humana en una criatura hibrida es la propuesta del bailarín y coreógrafo francés Xavier Le Roy, quien llega a México para compartir con el público una de sus máximas creaciones: el solo Self-Unfinished (1998), el viernes 13 de mayo a las 20:00 horas en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo del Centro Cultural del Bosque.

La única función del prestigiado artista —resultado de la colaboración entre el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), a través de la Coordinación Nacional de Danza, y la Embajada de Francia, por medio del Instituto Francés de América Latina (IFAL)— será en el marco de la estrategia #VolverAVerte de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Inbal. La obra también se transmitirá por redes sociales: /INBAmx y /danzaInbal.

Le Roy ocupa un destacado lugar dentro de la escena dancística mundial. Formado como biólogo molecular en la Universidad de Montpeller, su vida dio un giro hacia el mundo de la danza a partir de 1991, como creador e intérprete de obras que lo alejan de cualquier tipo de definición o categorización.

Anuncios

Te puede interesar: Subastan por 195 millones de dólares el retrato de Marilyn Monroe de Andy Warhol, convirtiéndose en la obra de arte más cara del siglo XX

Su trabajo ha significado un desafío al discurso académico y al arte dancístico en general, y ha abierto nuevas perspectivas para la danza contemporánea. Con base en su propio proceso creativo, ha establecido una nueva relación entre bailarines y espectadores.

Su pieza Self-Unfinished conduce al público por un viaje de metamorfosis. En este solo, Xavier Le Roy se transforma en una criatura híbrida extraordinaria, parte máquina, parte alien, parte humana; con el uso de elementos y aparatos puntuales, el intérprete crea un mundo de ilusión en el que se desplazan imágenes de un cuerpo que se reconfigura de manera inquietante.

Es una pieza que explora el movimiento y abre preguntas en torno a la corporalidad y la percepción como un proceso dinámico inacabado.

Trayectoria

De 1996 a 2003 fue creador residente en Podewil en Berlín. En 2007-2008 fue artista asociado del Centre Chorégraphique National de Montpellier, Francia. En 2010, obtuvo una beca como artista en residencia en el Programa MIT en Arte, Cultura y Tecnología en Cambridge, Massachusetts. En 2012, comenzó una residencia de tres años en el Théâtre de la Cité Internationale, en París. También fue invitado por la Tanz im August Festival de Berlín para trabajar con la bailarina, coreógrafa y cineasta, Yvonne Rainer.

Ha creado obras para espacios expositivos como Retrospective, presentada por primera vez en 2012 en la Fundación Antoni Tapiès en Barcelona; Temporary Title (2015), en Sydney en el marco de John Kaldor Public Art Projects y La réplica infiel (2016), realizada en colaboración con la bailarina y coreógrafa Scarlet Yu para el CA2M (Centro de Arte Dos de Mayo), en Madrid; son obras que exploran las relaciones entre espectadores, visitantes y performers.

Como coreógrafo ha producido numerosas piezas que han sido un éxito, como Self-Unfinished (1998) y Product of circumstances (1999). Sus solos Le Sacre du Printemps (2007) y Product of other circumstances (2009), la obra grupal Low pieces (2009-2011) y la producción creada en conjunto con el coreógrafo Mårten Spångberg para la exposición Move. Choreographing You, exploran los diversos modos de relación entre espectador e intérprete.

En 2018, por invitación de La Biennale di Venezia, creó una nueva versión de la pieza The Rite of Spring para tres intérpretes, en la que trabajó en 2020 con creadores del Biennale College Danzatori durante la Biennale Danza, y en 2022 en Berlín, en colaboración con Saša Asentić y otros artistas con discapacidad auditiva. Esta última versión será la continuación de un trabajo sobre el tema de la discapacidad en nuestras sociedades. Actualmente trabaja con el actor y director Dalibor Šandor y el grupo Per.Art para crear We are not monsters 2020-2021.

La presentación de Xavier Le Roy en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo se realizará con apego a las medidas de protección sanitaria, que consisten en la instalación de un filtro con tapete desinfectante, aplicación de gel antibacterial, revisión de la temperatura que no rebase los 37.5ºC, uso obligatorio de cubrebocas y respeto a la sana distancia.

Publicidad