Un viaje por la música, los sueños y las ilusiones de Francisco Gabilondo Soler (1907-1990), Cri-Cri es protagonizado por el actor y cantante mexicano Mario Iván Martínez, en su espectáculo “Que dejen toditos los sueños abiertos”, que inició temporada en el Teatro Helénico de esta ciudad, donde se presentará hasta el 17 de diciembre.

Letras que cantan, una araña que baila tango, una sirena enamorada, un mosquito que navega en un barco, un chino atrapado en un jarrón, un camello come helados, un fantasma, hadas, un jicote aguamielero y un ratón vaquero, son algunos de los personajes que transitan a lo largo de la velada.

Acompañan a Mario Iván, Jimena Parés y Luigi Vidal, quienes celebran así el 110 aniversario de natalicio del popular “Grillito cantor”, con un animado despliegue de canto, música y baile que se mezclan en el espectáculo que invita a penetrar en el fantástico mundo del compositor, lleno de historias que se realizan en lugares lejanos y desconocidos.

Anuncios

Tales historias son protagonizadas por personajes fantásticos como una tortuga con patines, un gato cantante, una cucaracha bailarina, un chino grosero, abejas chismosas, un sultán sensible, un gusanito festivo, peces enamorados, un oso con sueño y un viejo con grandes pestañas llamado Juan.

A partir de ellos, el público conocerá datos importantes de la vida y obra de Cri-Cri, como su breve momento como novelista, su gusto por el baile, sus viajes por estados de México y países como Argentina, China y España; su proceso creativo y sus más emotivos sueños.

Quienes acudan a ver esta obra, también serán sorprendidos por videoproyecciones divertidas de animales, partituras, paisajes, el mar, castillos, palacios y la tierra, que acompañan versiones únicas de versiones icónicas y otras casi inéditas del célebre compositor.

“La marcha de las letras”, “Caminito de la escuela”, “Che Araña”, “La Sirenita”, “El barquito de cáscara de nuez”, “Chong Ki Fu”, “Jorobita”, “El Fantasma”, “Los sueños”, “El Jicote Aguamielero”, “Juan Pestañas” y “El Ratón Vaquero”, son las piezas incluidas en el programa de 80 minutos, con el que Martínez pone a interactuar al público de todas las edades.

“Que dejen toditos los sueños abiertos” podrá ser gozado hasta el 17 de diciembre, todos los domingos a las 13:00 horas, en el Teatro Helénico del Centro Cultural Helénico, ubicado en Avenida Revolución 1500, en el rumbo de San Ángel.

Publicidad