La exposición Francis Bacon. La cuestión del dibujo destaca por la energía y tensión que el pintor plasmaba en el dibujo sobre temas muy presentes en su obra y que permiten analizar su producción.

El Círculo de Bellas Artes de Madrid presentó este lunes la exposición que hasta el 21 de mayo muestra unos 50 dibujos de más de 600 que integran la colección de Cristiano Lovatelli Ravarino, amigo de Bacon (Dublín, 1909-Madrid 1992) que recibió estos trabajos entre 1977 y 1992.

El presidente de la Francis Bacon Collection of the drawings donated to Cristiano Lovatelli Ravarino, Umberto Guerini, comentó la importancia de exponer esta selección cuando se cumplen 25 años del fallecimiento del pintor.

El comisario de la muestra, Fernando Castro, destacó que los dibujos seleccionados abordan temas recurrentes en la obra de Bacon, como las interpretaciones que hizo del Retrato de Papa Inocencio X, de Diego de Velázquez.

El segundo tema son figuras sentadas con las piernas cruzadas que muestran melancolía, el tercero son retratos de rostros y cabezas, y la cuarta temática con las crucifixiones.

Recalcó que hay en esta selección una muestra de cómo Bacon “tenía preocupación por una pintura que reflejara el drama del siglo XX, así como los temas personales que le inquietaban”.

El académico consideró que permite ver que “Bacon no hacía bocetos, sino que se trata de obras en sí mismas”, como se puede ver en lo acabado de las piezas, el colorido, su tamaño y la serie que componen cada temática.

Recordó que de hecho durante mucho tiempo se pensó que Bacon no dibujaba, y él prefería no hablar de ello, y ello derivó incluso en que se quieran ver como falsificaciones algunas de las obras y se abriera un proceso judicial debido a ello.

Publicidad