Desafiar la visión e imaginación del público que asista al Museo de Arte Contemporáneo (Marco), es lo que espera lograr el artista brasileño Vik Muniz a través de la exposición en la que muestra 110 fotografías elaboradas con materiales poco convencionales.

La muestra, que lleva el nombre del artista, podrá ser apreciada a partir de esta semana en cuatro salas de Marco, misma que incluye la reproducción de un automóvil, con el que jugaba cuando era niño

Las obras, hechas a lo largo de 25 años trabajo, incluyen desde momentos familiares hechos con recortes de fotografías, hasta copias de grandes obras elaboradas de chocolate y diversos granos.

Muniz pretende con su obra crear delirios fotográficos en las personas que acudan a ver su trabajo, ya que a simple vista parecen fotografías tradicionales, pero al acercarse y ver a detalle se aprecia que están hechas con materiales inesperados.

Entre estos materiales se pueden ver azúcar, salsa de tomates, diamantes, recortes de revistas, jarabe de chocolate, polvo, basura y granos individuales de arena y micoorganismos bacterianos, para sorpresa del público.

El artista brasileño platicó durante un recorrido por la exposición que sus fotografías a gran escala representan imágenes emblemáticas de la cultura popular y de la historia del arte, representadas para desafiar la percepción de quienes las observan.

En la serie “Album”, explicó que tomó la tradicional fotografía familiar como tema principal y construyó réplicas de momentos familiares genéricos usando miles de instantáneas desechadas y cortadas en pedazos pequeños que después pegó como collage para formar la escena deseada.

Un proceso similar siguió para elaborar fotografías a gran escala de visitas turísticas familiares a diversas partes del mundo, mismas que se presentan en su serie “Postcards from Nowhere”.

En ambas series, explora la unidad humana común para celebrar y conmemorar las experiencias de la vida.

El artista originario de Brasil también trabajó a escala microscópica para su serie “Colonies”, donde incluyó células cancerígenas, del hígado y muestras de su propia mejillas para proliferar en patrones y diseños específicos y coreografiados.

En forma particular se destaca la serie “Pictures of Junk y Pictures of Garbage”, donde se utiliza la basura y chatarra como materiales de construcción para sus composiciones.

La exposición de Vik Muniz se prestará hasta el 11 de junio, en las salas de la 1 a la 4 en el Museo de Arte Contemporáneo (Marco) donde los miércoles la entrada es gratuita.

Publicidad