El artista plástico oaxaqueño Fernando Andriacci intentará acercarse a los productores del Circo Soleil para enriquecer con su obra y sus colores el espectáculo internacional que dedica un tema completo a las culturas mexicanas.

En entrevista con Notimex, luego de la apertura de exhibición de su colección 2016 de óleo, gráficas, bronces y gouches: “Colores y sentimientos de mi tierra”, en una galería de la colonia Polanco, Andriacci destacó que su obra podría dar una riqueza importante de colores y formas a cualquier espectáculo de performance, incluso de alto nivel, como lo es el Cirque Du Solei.

“Sería extraordinario y me encantaría que la gente del Circo Soleil vieran mi obra, para que descubran que su magia de ilusiones ópticas no está tan alejada de la mía como pintor; me encantaría algún día exponer para los artistas y productores de ese concepto internacional”, manifestó.

Anuncios

Detalló que está trabajando con el tema del circo para mostrar lo que se puede hacer en una obra pictórica con esas imágenes: “El ambiente circense es mágico, como la pintura, ya estoy trabajando en formas y figuras al óleo, gráficas y gouache con ese tema”.

Fernando Andriacci, de 43 años de edad, inició su carrera como pintor a los nueve años, y destacó que uno de sus trabajos más importantes es la cerámica:

“Quiero impactar al mundo con mi propuesta, por lo pronto tendré algunas exposiciones en New Orleans, después de Houston, Texas, donde ya tengo algunos clientes que gustan de mi trabajo sobre el arte y los colores de mi país, en especial de mi estado, Oaxaca”.

Afirmó que desarrollar arte es la mayor diversión de su vida, porque goza de plasmar colores y figuras, “es una diversión de todos los días de todas las horas. Para mí no existen días de descanso, ni sábados ni domingos, no hay tarde, noche, ni madrugada, la inspiración me llega en todo momento, es gozar y disfrutar con pasión la pintura”.

Afirmó que cuando pinta hace malabares y piruetas, como en el circo, porque no se dedica a una sola obra: “a veces estoy pintando y ya estoy sobre una idea nueva, incluso pinto cinco obras a la vez, porque disfruto todo cuanto imagino, tanto despierto como dormido”.

Egresado del Museo Rufino Tamayo y de la Escuela de Bellas Artes, Fernando Andriacci explicó que también se da el tiempo de hacer esculturas monumentales que expone en las calles de Oaxaca, para aportar algo a la ciudad y al pueblo.

“En mi proceso creativo sí estoy en la línea de la locura y la alucinación sin usar estimulantes, sólo la endorfina de mi cuerpo, incluso sueño despierto, a veces pinto todo el día y no sé si estoy soñando con los ojos abiertos, o viviendo con los ojos cerrados; lo cierto es que mezclo la realidad con la fantasía, incluso mi familia está reflejada en todos los cuadros, es un mundo mágico”, finalizó.

Fuente Notimex

Publicidad