El Harry’s New York Bar festeja el centenario del Bloody Mary, el cóctel de vodka y jugo de tomate que se cree se inventó en esa emblemática taberna de París en 1921.

Los eventos del centenario esta semana constituyen una agradable distracción ante la inminencia de un invierno sombrío y los temores por la variante ómicron del coronavirus.

El bar verifica cuidadosamente los certificados de salud de los visitantes de Australia, Egipto y más allá que quieren saborear el famoso trago en Harry’s, entre cuyos parroquianos a lo largo del siglo pasado se encontraban los escritores Ernest Hemingway y F. Scott Fitzgerald.

Anuncios

Te puede interesar: Desapego por religión creció imparable en EE.UU. en últimos años, revela encuesta

Franz-Arthur MacElhone, bisnieto del fundador del bar, relató diversas leyendas sobre el origen del nombre del trago. Según la historia del bar, el barman Fernand Petiot inventó el cóctel y la receta apareció por primera vez en un libro publicado en 1921 llamado Harry’s ABC of Cocktails.

El barman Dante Agnelli demostró la manera de preparar el trago, ingrediente por ingrediente: sal y pimienta, salsa marca Tabasco, salsa marca Worcestershire, jugo de limón, vodka y jugo de tomate.

Publicidad