Ford considera ‘alentador’ Premio Princesa de Asturias de las Letras 2016

Anuncios
Anuncios

El novelista estadounidense Richard Ford, galardonado hoy con el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2016, señaló a Efe que el premio “es alentador no solo por lo que ya he escrito, también por lo que pueda escribir aún”, y constituye una prueba de que no es “perezoso e inútil”.

“Es personalmente alentador no solo por lo que ya he escrito si no por lo que aún pueda escribir. Significa que mi editor no ha perdido su precioso tiempo apoyándome durante todos estos años”, afirmó Ford, de 72 años, en un correo electrónico enviado a Efe, desde Nueva Orleans.

El autor de la reciente novela “Canadá” señaló que comenzar una carrera de escritor comporta una “sensación de necesidad de evidencia de que no eres perezoso e inútil”, y los premios ayudan a ofrecer esta prueba.

“Significa además que la escritura y los escritores -no específicamente la mía y yo, si no todos los escritores- pueden sentirse motivados porque nuestros esfuerzos han sido reconocidos”, subrayó.

“Escribir novelas no es un deporte competitivo; somos más parecidos y operamos bajo instintos similares de lo que nos diferenciamos y separamos. Somos colegas”, agregó Ford, nacido en Jackson (Misisipí) en 1944.

Afirmó, asimismo, que actualmente está leyendo “unas novelas cortas de Miguel de Cervantes” y recordó el “fuerte impacto” que le produjo cuando era “un joven escritor la lectura de Miguel Unamuno”.

Ford, el único escritor que ha conseguido el premio Pulitzer y el Faulkner por la misma obra, “El día de la independencia” (1995), ha vivido en diversas partes de EE.UU., Canadá y México como profesor y escritor.

“He tratado de encontrar modos y razones para ver el mundo como interrelacionado, y no aislado por la geografía, la cultura, lenguaje o etnia. Para mí, la vida es vida y es mejor cuando nos recuerdan que compartimos el planeta”, subrayó Ford, cuyo último libro “Let me be Frank with you” (2014), retoma a su personaje más conocido, Frank Bascombe.

El Premio de las Letras, que el pasado año recayó en el cubano Leonardo Padura, está dotado con 50.000 euros (unos 56.200 dólares) y la reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró y será entregado en octubre, al igual que los otros siete galardones de la Fundación Princesa de Asturias, durante una ceremonia presidida por los reyes de España.

El Premio de las Letras ha sido concedido en anteriores ocasiones a autores tan prestigiosos como John Banville, Phillip Roth, Mario Vargas Llosa, Augusto Monterroso y Paul Auster.

Publicidad