Los equipos forenses iniciaron hoy la exhumación de los restos del pintor Salvador Dalí, enterrador en el Teatro-Museo Dalí de Figueres, noreste de España, para extraer una muestra de ADN y someterla a una prueba de paternidad.

La medida se realiza tras ordenarlo a finales de junio el Juzgado de Primera Instancia Número 11 de Madrid, que aceptó la denuncia de la vidente Pilar Abel Martínez, nacida en Gerona (noreste de España) en 1956, que asegura ser hija de Dalí, y reclamó su paternidad desde hace años.

Antes de que los forenses y personal judicial desplazado a Figueres iniciaran sus trabajos, un equipo de técnicos montó un dispositivo dentro del lugar para evitar que se capten imágenes de la exhumación.

Asimismo, se han sumado a las tareas para poder abrir la lápida que pesa tonelada y media que cubre la tumba, y hacerlo con el menor daño posible tanto a los restos mortales como a la estructura del lugar.

Los restos no serán sacados del Teatro Museo, solo extraerán muestras de donde creen que puede conservarse el ADN, como los dientes y huesos largos como tibia y peroné.

En el lugar hay enorme expectación de parte de las autoridades municipales, de la Fundación Gala Dalí que gestiona el Teatro Museo, así como de vecinos del lugar, mientras que los trabajos se prolongarán durante horas en la noche de este jueves.

 

Publicidad