La exposición plástica “Duffy/Bowie: Five Sessions”, que a partir de hoy se puede ver en el Museo de la Ciudad de México, muestra a través de 42 fotografías de gran formato cómo fueron creados los personajes que el ídolo del pop británico David Bowie (1947-2016) utilizó para portada de algunos de sus discos y para sus películas.

Las imágenes fueron tomadas por el artista visual estadounidense Brian Duffy (1933-2010) a lo largo de cinco sesiones, en un periodo superior a los 10 años, y muestran los momentos más íntimos y los finales de la producción de esas imágenes y de los iconos que creó Bowie, informó hoy Roberto Solís, coordinador de Talleres del Museo de la Ciudad de México.

Entrevistado esta tarde por Notimex, el promotor cultural destacó que la selección de esas piezas y el consecuente trabajo curatorial obedecen a la alianza estratégica entre el equipo especializado de la Secretaría de Cultura de la capital y la empresa multinacional BLK MRKT (Black Market); las obras provienen de muy diversos sitios, acotó.

Anuncios

Una fotografía impresa en Suiza en la década de 1970, así como los restantes 41 afiches, pueden ser admirados por todo público hasta el próximo 29 de enero en el mencionado recinto, que se localiza en Pino Suárez 30 Centro Histórico, de martes a domingo de10:00 a 18:00 horas.

Visitar la exposición, destacó Roberto Solís, tiene varias aristas interesantes. Por un lado, explicó, es una de las exposiciones planeadas con mayor interés y expectativas de público por las autoridades culturales de la Ciudad de México, y por lo mismo, es una de las más esperadas por los capitalinos, especialmente los fanáticos del pop y de Bowie en especial.

Recordó que ese artista murió en enero pasado, por lo que la exposición es una suerte de homenaje y tributo a su vida, a su arte y a su legado en el terreno musical. El museo presenta actualmente una serie de exposiciones que se pueden conocer también, entre ellas, “Luz e Imaginación”, “El Changarrito” y otras más, todas de enorme atractivo.

El Museo de la Ciudad de México pondrá a la venta, en breve, catálogos, libros y otros suvenires alusivos a esta exposición fotográfica, con la idea de que los visitantes lleven consigo una constancia de su paso por la muestra y un recuerdo inolvidable del artista motivo de la exposición, costumbre arraigada entre los asistentes a los grandes museos.

Publicidad