Considerada una de las obras musicales más complejas de la historia, “Misa solemne en re mayor op. 123” de Ludwig van Beethoven (1770-1827), será interpretada por la Orquesta y Coro del Teatro de Bellas Artes, este domingo en la Sala Principal del máximo recinto cultural del país.

Bajo la dirección del serbio Srba Dinić, y la dirección huésped del coro de Pablo Varela, el recital contará con la participación de la soprano Celia Gómez, la mezzosoprano Belem Rodríguez, el tenor Hugo Colín y el bajo-barítono Alejandro Armenta.

Compuesta entre 1818 y 1824 y estrenadas en el Conservatorio de San Petersburgo el 7 de abril de 1984, la “Misa solemne” está integrada por cinco partes tradicionales: “Kyrie”, “Gloria”, “Credo”, “Sanctus” y “Agnus Dei”, que ofrecen al público hora y media de paz y disfrute melódico.

Aunque Beethoven no se caracterizó por ser un compositor de música sacra, esta pieza posee gran carácter espiritual, con paisajes musicales de gran virtuosismo y expresividad, que permiten destacar tanto a la orquesta, como al coro y a los solistas.

El propio Beethoven llegó a calificar su “Misa solemne” como la obra más grande que había escrito hasta ese momento, “Esto ha surgido del corazón. Ojalá pueda ir a los corazones”, expresó en su momento.

En las dos presentaciones en el Palacio de Bellas Artes, la primera el pasado 6 de julio, y la segunda el domingo 9 de julio, los asistentes podrán comprobar el virtuosismo tanto de la Orquesta como del Coro del Teatro de Bellas Artes.

En el primer recital, los asistentes llenaron la Sala Principal del recinto, atentos disfrutaron de cada acto, el cual permitía conocer las emociones que el compositor dejó impregnadas en esta obra.

 

Publicidad