Los viajes y la literatura siempre han estado presentes en la obra del escritor holandés Cees Nooteboom, cuyo primer viaje a los 17 años de edad le permitió escribir su libro “Philip y los otros”.

En conversación con el periodista y escritor Xavier Ayén, en el Teatro de la Ciudad, el narrador Nooteboom, nacido en La Haya, Holanda, recordó que de su primer viaje por países europeos plasmó su primera novela.

“En todos mis libros hay viajes, para dar otro ejemplo está ´Perdido el paraíso´ nunca hubiera logrado escribir este libro sino hubiera viajado extendidamente por Brasil por el tema de dos jóvenes brasileñas que viajan a través de toda Australia”, refirió el autor.

En el marco del Hay Festival, que se lleva a cabo aquí del 1 al 4 de septiembre, el escritor de obras como “El Bosco, un oscuro presentimiento” y “El azar y el destino”, señaló que tiene muchos libros de viaje, pero también novelas.

Destacó que en muchas ocasiones esos viajes salen sin ningún plan, porque uno nunca sabe lo que pueda pasar, por lo que le gustan también los desvíos.

“Cuando escribí mi libro sobre España titulado ´El desvío a Santiago´ que son 15 años de viajes a ese país, visité todas las ciudades españolas; aunque los ingleses y estadounidenses no les gusta la palabra desvío, uno se va, se va”, agregó.

Cees Nooteboom también fue testigo de hechos históricos como la Segunda Guerra Mundial, tiempo en el que tenía seis años y los alemanes atacaban el aeropuerto, y tenía un miedo porque “mi padre puso una silla para sentarme y ver los paracaidistas caer del cielo”.

Recordó que otro hecho fue la revolución húngara cuando los rusos invadieron Hungría para ocuparla y también estuvo en Berlín, Alemania, durante la caída del muro.

Otra de las acciones que más le gusta hacer al escritor es investigar, porque “no creo que exista una verdad única, visité el Museo del Castillo de Chapultepec en la Ciudad de México, donde está la cama y los lujos que tuvo Maximiliano de Habsburgo, quien finalmente fue ejecutado como un criminal, realmente eso es una historia interesante”.

Fuente Notimex/Luis Galindo

Publicidad