Mujer valiente, feminista que defendió sus ideas aun a costa de su integridad personal, la escritora y política alemana Luise Rinser es recordada a 15 años de su muerte, por sus posturas que la obligaron a dejar su puesto de trabajo como docente al negarse a reproducir las ideas hitlerianas.

Nació el 30 de abril de 1911 en Pitzling, en la alta Baviera, estudió en Munich y dio clases como ayudante en varias escuelas, donde aprendió el método pedagógico que sería clave en sus clases y posteriores escritos. En la literatura incursionó con algunos cuentos que dio a conocer en la publicación “Herdfeuer”.

Aunque existe poca información sobre su vida y obra que esté escrita en español, hay algunas biografías sólidas que dan cuenta de que en 1939 tuvo que dejar la docencia por presiones para unirse al Partido Nazi, y hacia 1940 publicó su primera novela que, desde luego, fue probibida por el régimen.

Anuncios

Pero cuando realmente escandalizó a su época, coinciden, fue cuando declaró que “cada hombre encierra en sí a una mujer”.

Y es que, según ella, “las guerras tienen mucho que ver con la represión de las mujeres y sólo se podrían conseguir avances en la Humanidad si se reconcilian lo femenino y lo masculino de forma profunda y duradera”.

De acuerdo con el portal “Buscabiografias.com”, a finales de la Segunda Guerra Mundial fue arrestada, acusada de traición a la patria, pero fue liberada por los estadounidenses.

A mediados del siglo XX publicó “Mitte des Lebens” (1950) y “Daniela” (1952), luego se casó con el compositor Carl Orff, autor de Carmina Burana, pero fue tres años más tarde que conoció a su gran amor, el teólogo Karl Rahner. Cristiana convencida, criticó siempre el celibato por considerarlo antinatural y defendió la abolición de las limitaciones para abortar.

En la década de los 80, se involucró en el movimiento pacifista, se rebeló contra el armamento nuclear y luchó por los derechos de la mujer.

Apoyó a Willy Brandt en campaña y fue la primera mujer que optaba a la Presidencia alemana por Los Verdes, en 1984, añade un texto biográfico difundido por el diario español “El País”.

Luise Rinse falleció el 17 de marzo de 2002 en Unterhaching (Baviera), dejando tras de sí una importante obra, conformada por diversas novelas y relatos cortos, autobiográficos; literatura infantil y juvenil, y un sin fin de artículos especiales, cuya lista completa aparece en una popular enciclopedia colaborativa.

Publicidad