Bibliofilia mexicana” será la exposición con la que el Museo del Estanquillo arrancará sus actividades en el 2018, la cual pondrá por primera vez, a la vista del público mexicano, parte del acervo bibliográfico del escritor mexicano Carlos Monsiváis (1938-2015).

Se trata de un recorrido por la producción del libro ilustrado en México, desde el periodo virreinal hasta la actualidad, adelantó a Notimex el director de ese recinto, Henoc de Santiago Dulché.

“Queremos mencionar que Monsiváis además de ser un gran coleccionista de obra de arte, de miniatura, documentos históricos u obra gráfica, fue un personaje que logró formar una biblioteca extraordinaria y en esta muestra queremos que sea un deleite para el visitante y salga enamorado de lo que es el libro”, señaló en entrevista.

La muestra, que se presentará a finales de febrero del año entrante, contará con el apoyo de la Biblioteca de México de La Ciudadela, lugar donde se encuentra la biblioteca del llamado “crítico de la Portales”.

De acuerdo con el responsable del espacio situado en el Centro Histórico, se presentarán 450 obras entre manuscritos originales y libros ilustrados por grandes pintores mexicanos.

“Es una muestra donde habrá importantes libros e ilustradores y visualmente será muy rico. Habrá unos libros virreinales y de coro, pero la parte más importante de la exhibición serán los del siglo XIX y XX, que es donde nos enfocaremos mucho”, mencionó.

En el caso del siglo XIX, detalló que se enfocará sobre todo a ilustradores decimonónicos, mientras que en cuanto al siglo XX estaremos haciendo énfasis en ilustraciones de personajes de la talla de Rufino Tamayo, Diego Rivera, José Clemente Orozco, etcétera.

“Será una exposición donde aprenderemos del libro, pero también del proceso histórico, del desarrollo de los grandes maestros de la pintura nacional”, abundó.

Carlos Monsiváis formó una de las colecciones más grandes y originales de México, la comenzó en 1973 con 14 dibujos de Miguel Covarrubias, que pagó en abonos por unos mil 200 dólares actuales, y la enriqueció con piezas artísticas, artesanías, libros, fotografías, películas, antigüedades y toda clase de curiosidades.

Parte de su colección fue donada en vida por el propio escritor para crear la colección del Museo del Estanquillo; austero en sus gastos personales como la ropa, comida y bebida, pero cuando se trataba de adquirir un libro raro o una hermosa fotografía, no dudaba y sacaba su chequera y firmaba antes de que otro se le adelantara.

Así creó cerca de 15 mil piezas que forman parte de su colección, más de 30 mil libros, muchos de ellos joyas bibliografías, muchos de los cuales se presentarán en la próxima exhibición. Todo ello forma parte del tesoro que Monsiváis acumuló gracias a 40 años de trabajo imparable.

Publicidad