El Museo Mural Diego Rivera busca divulgar el arte de los contemporáneos del muralista mexicano en estados como Yucatán y Coahuila, a donde ha llevado las exhibiciones “Carácter y color. Cordelia Urueta” y “Gerardo Cantú. Un mismo amor, vivencias y videncias”, respectivamente.

“Carácter y color. Cordelia Urueta” estará hasta el 7 de enero del 2018 en el Gran Museo del Mundo Maya de Mérida, Yucatán, mientras que “Gerardo Cantú. Un mismo amor, vivencias y videncias” se podrá apreciar en el Museo Arocena en Torreón, Coahuila, del 9 de noviembre al 1 de abril del 2018.

En el marco del VI Festival Internacional de la Cultura Maya, la primera exposición muestra las diversas etapas de la artista Cordelia Urueta, quien tras salir de la Escuela Mexicana de Pintura, desarrolló nuevos lenguajes plásticos enfocados en la abstracción.

Así, en su obra se puede distinguir el interés por el color, las atmósferas y las texturas, las cuales le permitieron reflexionar sobre su realidad e identidad.

De esta manera, la pintora salió de la abstracción para desarrollar composiciones que revelan su preocupación por la deshumanización, la violencia, la represión y la destrucción de la naturaleza.

Los temas que le inquietaron fueron también consecuencia de los episodios bélicos que vivió desde su infancia con la Revolución Mexicana y, posteriormente, con la Segunda Guerra Mundial.

Bajo la curaduría de Luis Rius Caso y Erika Contreras, la exposición “Carácter y color. Cordelia Urueta” se divide en tres ejes temáticos.

En la primera parte, titulada “Atmósferas y emociones”, muestra el interés de la artista por el abstraccionismo, lejos de las imposiciones que encontró en la Escuela Mexicana de Pintura.

“La poética del color” desarrolla la manera cómo sintetizó los elementos que construyeron su obra hasta llegar a la abstracción, para descubrir un lenguaje que se expresa a través del color y las formas orgánicas.

“Las formas sensibles” presenta las piezas realizadas en su etapa inicial, donde resalta un lenguaje figurativo con elementos nacionalistas, como el rebozo y los paisajes frondosos del territorio nacional.

Por otra parte, informó el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), la segunda muestra “Gerardo Cantú. Un mismo amor, vivencias y videncias” es un homenaje al pintor por sus 60 años de labor artística, donde ha desarrollado el grabado, el dibujo, la talla, la pintura al óleo y el muralismo, entre otras disciplinas.

De esta manera, recintos como el Museo Mural Diego Rivera en la Ciudad de México y el Museo de la Ciudad de Mérida en Yucatán, se unen a la celebración para albergar esta exposición.

Con temas como el erotismo, lo cotidiano, la vida y la muerte, y géneros como la naturaleza muerta y el retrato, la curadora Magaly Hernández incluyó también en la colección el compromiso social del artista, lo cual se podrá apreciar en los cuatro núcleos en que se divide la muestra: “Obra temprana”, “El grabado”, “Amor y humor” y “Esencia del dibujo”.

Publicidad