Los museos del Reino Unido se preparan para su desescalada. Algunos de los centros de referencia de la capital inglesa han anunciado ya su reapertura mientras que otros como el British Museum o el Museo de Historia Natural se mantienen cautos y no recibirán visitantes hasta, por lo menos, septiembre. Otros como la National Portrait Gallery, según dicen en su página web, no lo harán hasta 2023. Los que inician su nueva andadura post covid lo hacen bajo las medidas sanitarias e higiénicas establecidas por el gobierno de Boris Johnson: distanciamiento social, uso obligatorio de mascarillas, estaciones de higiene, reducción de aforo y nuevas rutas de un solo sentido son algunas de ellas.

La primera visita nos lleva a la National Gallery, museo dirigido por Gabriele Finaldi que ha anunciado su apertura a partir del día 8 tras haber permanecido cerrado durante 111 días. Situado en plena Trafalgar Square la pinacoteca, a la que solo se podrá acceder comprando entradas de antemano, abrirá todos los días de 11.00 a 16.00 mientras que los viernes lo hará hasta las 21.00. Como el Museo del Prado, para la visita han cambiado su itinerario y proponen tres posibles rutas: una de ellas guía al visitante por algunas de las obras más tempranas de la colección de artistas como Botticelli, Leonardo, Rafael o Memling. La segunda hace un viaje de Venecia hacia la campiña inglesa a través de piezas de Bronzino, Canaletto, Holbein, Monet, Seurat, Turner y Van Gogh. Y la última recorre algunas escenas a la luz de las velas de pintores como Caravaggio, Rubens, Velázquez, Vermeer o Rembrandt.

Te puede interesar: Mona Lisa ‘vuelve al trabajo’ con la reapertura del Museo del Louvre

Otra de las opciones, y seguro que será la que muchos escojan, es la temporal Tiziano: amor, deseo, muerte que se prolonga hasta el 17 de enero, una muestra en la que se ofrece la sensual interpretación de los mitos clásicos sobre el amor, la tentación y el castigo que hizo el maestro. En las obras vemos momentos de drama, encuentros fatales, raptos. Tiziano usa el pincel con maestría para captar la carne, las telas suntuosas, el agua y paisajes atmosféricos. “Queremos ser parte de la historia de recuperación de la nación y al abrir las puertas y dejar que el público vuelva a ver nuestras inspiradoras obras es una contribución al proceso”, precisa su director, Finaldi.

La siguiente en abrir será la Royal Academy of Arts que el día 9 lo hace para los amigos del museo y el 16 para el público general. El horario, por el momento, será reducido de modo que sus salas abrirán de jueves a domingo de 11.00 a 16.00. Al igual que en la National Gallery, las entradas deberán ser reservadas antes de la visita, será obligatorio llevar una mascarilla y el aforo será reducido. Por el momento solo se podrá ver Piccaso and Paper, una exposición compuesta por obra en papel, material que Picasso empleaba tanto como herramienta para explorar ideas como medio que le proporcionaba infinitas posibilidades. En ella se puede entender el proceso creativo del artista malagueño gracias a los estudios que realizó para el Guernica y los bocetos de algunas de sus obras maestras como Las señoritas de Aviñón.

El día 13 será el turno del Barbican que reanudará su programación con Masculinities. Liberation through Photography, una muestra que investiga en cómo se codificó, interpretó y construyó socialmente la masculinidad desde 1960 hasta la actualidad a través de las fotografías de más de 50 artistas como Laurie Anderson, Sunil Gupta, Rotimi Fani-Kayode y Catherine Opie. Como podemos leer en el catálogo de la muestra “en Europa y América del Norte, las características y la dinámica de poder de la figura masculina dominante, históricamente definida por el tamaño físico y la fuerza, la asertividad y la agresión, aunque aún hoy son dominantes, comenzaron a ser desafiadas y transformadas en la década de 1960. En medio de un clima de revolución sexual, lucha por los derechos civiles y una conciencia de clase elevada, el crecimiento del movimiento por los derechos de los homosexuales, la contracultura y la oposición del período a la Guerra de Vietnam, grandes sectores de la sociedad abogaron por que se afloje la camisa de fuerza de las definiciones de género estrechas”.

La muestra toca temas como el poder, el patriarcado, la identidad queer, las percepciones femeninas de los hombres, los estereotipos hipermasculinos, la ternura y la familia, la exposición muestra el importante papel de la fotografía y el cine en la forma en que las masculinidades son imaginadas y entendidas en la cultura contemporánea.“A raíz del #MeToo, la imagen de la masculinidad ha adquirido un enfoque más agudo, con ideas de masculinidad tóxica y frágil que impregnan la sociedad actual. Esta exposición traza las representaciones a menudo complejas y a veces contradictorias de las masculinidades y cómo se han desarrollado y evolucionado con el tiempo”, arguye el centro. 

Y, de momento, las galerías Tate serán las últimas en abrir durante este mes de julio. Será a partir del día 27 y aunque el acceso a sus instalaciones es gratuito los visitante tendrán que reservar una entrada con un horario prefijado para evitar aglomeraciones. En la Tate Modern se podrá ver una retrospectiva, la primera del artista en casi 20 años, de , un artista que, como dice el museo, “abrazó el consumismo, la celebridad y la contracultura y que cambió el arte moderno en el proceso”. Además de sus icónicas imágenes pop de las latas de sopa de Marilyn Monroe, Coca-Cola y Campbell, incluye veinticinco obras de su serie Ladies and Gentlemen, retratos de drag queens negras y latinas y mujeres trans, se muestran por primera vez en 30 años. 

La Tate Britain, situada en Milbank, abre sus puertas con los dibujos de Aubrey Beardsley y su sede en St. Yves lo hace con Naum Gabo.

Publicidad