La incertidumbre discográfica que marcó 2020, con retrasos perpetuos y álbumes sorpresa, se mantendrá en 2021; con pocos lanzamientos cerrados.

Cabe posar la vista en Drake y Lana del Rey y las esperanzas en Beyoncé, Adele, Rosalía, Arcade Fire, Billie Eilish y The Cure, además de reformular esta pregunta: ¿será el año de Rihanna?

El calendario a estas alturas no puede ser más escueto.

Te puede interesar: Egipto reabre la tumba de Ramses I en el Valle de los Reyes tras restaurarla

En enero apenas habrá grandes lanzamientos (destacar el día 15 al dúo de electrónica punk Sleaford Mods, con “Spare Ribs”) y habrá que esperar al 5 de febrero para desenvolver “Medicine At Midnight”, esperado regreso de Foo Fighters, más experimentales a tenor de lo escuchado en el primer anticipo, “Shame Shame”.

Febrero traerá algún otro trabajo reseñable, como “As The Love Continues” de Mogwai, el día 19, y ya el 26 tanto “Detroit Stories” de Alice Cooper, como “That’s Life” de Willie Nelson, el álbum de versiones de Frank Sinatra grabado por el veterano “country man”.

“Endless Arcade” de Teenage Fanclub llegará el 5 de marzo y unos días después, el 19, el álbum que recopila todos los duetos de Sting. En abril, el día 16, será el turno de una de las bandas jóvenes que han logrado agitar el mundo del rock, Greta Van Fleet, con “The Battle At Garden’s Gate”.

A partir de aquí, el ámbito de la música internacional se vuelve escurridizo. Entre los lanzamientos más seguros están “Certified Lover Boy”, de Drake, que debería ver la luz en algún momento del mes de enero, según anunció él mismo hace unas semanas.

Igualmente cercano está lo nuevo de Lana del Rey (“Chemtrails Over The Country Club”), que se espera para marzo por los retrasos en las plantas de prensado de vinilo. En él ha vuelto a colaborar con el productor Jack Antonoff, como en “Normam Fucking Rockwell” (2019).

Otro disco que postergó la pandemia fue “Black Diamond” de Janet Jackson, su primer trabajo en más de un lustro, del que dio su primera noticia oficial hace ya casi un año, y quien podría tener trabajo inédito antes del verano será Jennifer López, según ha confirmado Sony Music.

Otro álbum del que se lleva hablando desde hace tiempo y que parece estar en la línea de salida es lo nuevo de The Cure. Robert Smith, quien además ha estado trabajando en un disco en solitario, confirmó a la BBC en septiembre que el primer material inédito de la banda desde 2008 está listo y que será “el más triste”.

Algo más se hará esperar el sexto álbum de Arcade Fire. Con Rick Rubin como productor y “una versión más extrema” de lo hecho hasta el momento, en el podcast de Broken Record comentaron que tras el parón en la grabación a causa del estallido de la pandemia, se esperaba reemprender el trabajo en Texas en estas semanas.

Las expectativas en torno a Red Hot Chili Peppers son más difusas. Unas fotos publicadas en verano por Flea, el bajista, mostraron a toda la banda en el estudio y en octubre el guitarrista John Frusciante, de vuelta tras su salida en 2008, confirmó en Australia que estaban inmersos en la composición de material nuevo.

En el mundo del hip hop, uno de los más esperados es Travis Scott, quien el pasado octubre avisó a través de su Instagram que su cuarto álbum de estudio llevará por título “Utopia”. Con el éxito desde hace unos meses del tema “WAP” junto a Megan The Stallion, Cardi B ha sabido calentar el ambiente para el que será el sucesor del celebrado “Invasion of Privacy” (2018). De momento se desconoce hasta su título.

Se sigue igualmente a la espera de una continuación del premiado “DAMN” (2017), de Kendrick Lamar, quien ratificó recientemente que en efecto está a la búsqueda de un “nuevo sonido”, pero que es un proceso que le lleva mucho tiempo.

Publicidad