Marcela del Río, Willebaldo López y Jorge Esma, tres pilares fundamentales de la dramaturgia nacional, recibirán “La pluma de oro” de la Sociedad General de Escritores de México (Sogem), en reconocimiento a sus 60 y 50 años dentro del arte escénico mexicano e internacional.

La ceremonia de entrega tendrá lugar mañana por la noche en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, se informó esta tarde en la sede de los dramaturgos asociados de México. “La pluma de oro” es una nueva presea de la Sogem.

La Sogem creó esta presea como justo y meritorio reconocimiento especialmente para esa triada de escritores teatrales. “El teatro debe ser una poesía puesta de pie”, se dijo en el acto de anuncio al que asistieron los teres galardonados mencionados.

Del Río recordó que fue el 3 de agosto de 1953 cuando estrenó su primera obra, con ella como actriz, autora y directora. “He vivido siempre en Bellas Artes, desde que estudié y comencé a escribir hace 60 años”, dijo la viuda del pianista Ermilo Novelo.

“Este reconocimiento representa no solo una distinción sino un premio que la vida me da”, mencionó Marcela del Río, ganadora del Premio Olímpico en las Jornadas Culturales de los Juegos Olímpicos de México en 1968, por su pieza épica “Trece cielos”.

También, recordó, ha ganado el premio “Letras de Oro”, por “Homenaje a Remedios Varo”; en teatro, el Premio Juan Ruiz de Alarcón (México) y el César (Los Ángeles, California), por “El Pulpo (tragedia de los hermanos Kennedy)”, dirigida por Jorge Esma.

Durante el anuncio se ponderó su capacidad y talento como diplomática y profesora, quien ha incursionado con éxito en prácticamente todos los géneros y ha destacado no sólo de México, sino en diversas naciones de América Latina.

Por su parte, el dramaturgo Willebaldo López, quien conquistó el premio “Celestino Gorostiza” un año después que Esma Bazán, recordó que a lo largo de su carrera ha sido profesor en la Escuela de Arte Teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

De la misma manera ha impartido clases, cursos y talleres en múltiples universidades y centros culturales. A él se debe la formación de numerosos grupos de teatro, entre los que destaca el de la Casa de Cultura en Tuxtepec, Oaxaca.

Finalmente, Jorge Esma Bazán se dijo agradecido porque recibirá “La pluma de Oro” y recordó que antes le fue otorgado el “Celestino Gorostiza” por su pieza teatral “Donde los árboles”, y premio al monólogo del año por “Atila”.

Publicidad