La Revolución Rusa fue el gran acto de liberación de “los de abajo”, y en esa medida, tuvo muchas consecuencias más allá de lo que ocurrió en Rusia. Fue resultado de un movimiento social que venía desarrollándose muy claramente desde mediados del siglo XIX, es decir, el movimiento de los trabajadores.

Así se expresó la doctora Elvira Concheiro, investigadora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades, y profesora en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde se ha especializado en todos los temas relativos al pensamiento crítico y marxista.

La Revolución de Octubre fue el tercer movimiento tras del de 1905 y el de febrero de 1917, tuvo gran mayor significación porque representó una ruptura radical, y de fondo, de un desarrollo social equivalente a la Revolución Francesa en relación con el viejo régimen monárquico, y ésta en relación a los vestigios de monarquía que todavía existía en Rusia.

Anuncios

Durante una entrevista concedida a Notimex, la especialista destacó que esa ruptura se dio al mismo tiempo junto con el momento dominante del capitalismo mundial. “Así, por primera vez en la historia de la humanidad, el mundo observó de una manera nítida una organización y una acumulación de fuerza y de proyecto de los trabajadores”, subrayó.

Al recordar el centenario de esa revolución que marcó al mundo en más de un sentido, Concheiro abundó que eso es lo que rompió los parámetros de toda la historia de la humanidad, “lo que no significa que los de abajo, los oprimidos de otros momentos históricos, no hayan hecho esfuerzos por liberarse de su condición”.

Hace 100 años en Rusia esos sectores de la población fueron visibles, y a nombre de ellos mismos, actuaron para terminar con las condiciones de explotación y superación de las condiciones de sometimiento. “Se realizó una inmensa revolución, en un inmenso país… y triunfó. Esta significación que tuvo la Revolución Rusa trascendió a todo el mundo”.

Justificó lo anterior al explicar que así fue, porque ese movimiento tenía un discurso para el mundo, no era sólo para la liberación de ese país de un régimen que para entonces se encontraba sumamente degradado, el régimen zarista ruso. La revolución se dio en medio de una guerra mundial que había devastado a ese país, y en medio de su desastre interno.

Eso es lo que le otorgó una significación histórica más allá de la contingencia de lo que en concreto pasó ahí, a pesar de que Lenin, su gran líder, murió a los muy pocos años del triunfo, y eso dio, un giro radical y grande al movimiento, no sólo por esa muerte, sino porque eso se completó con otras cosas fortuitas dentro de la historia particular de Rusia.

Insistió en lo que la Revolución Rusa tiene carácter universal, porque representa la lucha de la humanidad a lo largo de sus milenos contra la opresión, el hambre y la injusticia. “Eso es la Revolución Rusa, más allá de los rusos y lo que pasó después”, acotó Elvira Concheiro.

Reiteró que fue un momento en que se condensó la larga historia de todos los movimientos y esfuerzos por liberarse y alcanzar una libertad e igualdad plena; concentró el pensamiento universal de todos los tiempos. “El núcleo dirigente fue muy ilustrado, a pesar de haber sido una lucha planeada y bien llevada a cabo por los trabajadores”, acotó.

El núcleo de estrategas concentraba lo más avanzado del pensamiento crítico y social en general. Por las propias condiciones de Rusia, tuvieron que estar exiliados y llevar a cabo sus actividades en diversos puntos de Europa: Trotsky en Francia, Lenin en Viena, y así pudieron aprender de los más avanzado de su tiempo en diversas materias humanistas.

Respecto a las revoluciones Rusa y de México, la especialista consideró que los rusos prácticamente no voltearon a ver a los mexicanos, mientras que aquí, Ricardo Flores Magón escribió muy interesantes artículos sobre Rusia, y luego Emiliano Zapata, habló de la necesaria unidad de los dos pueblos, “¿Qué habría pasado de conocerse los líderes de ambas luchas?…”.

Publicidad