Al casi cumplirse el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, continúa la crisis en materia de materia de derechos humanos en México y se necesita “pasar de una narrativa simbólica a lo real”, explicó Tania Reneaum Panszi, directora ejecutiva de Amnistía Internacional (AI) México.

El gobierno de México ha demostrado voluntad para avanzar en esta materia, sin embargo “no se observan cambios sustanciales en la vida de millones de personas que enfrentan una gravísima crisis en materia de derechos humanos”, indicó en conferencia de prensa.

Deudas pendientes

Los ejes que debe atender la administración federal son la estrategia de seguridad y de derechos humanos; la violencia de género; el espacio para la sociedad civil; así como la situación migratoria, detalló Reneaum Panszi en la presentación del estudio México: Cuando las palabras no bastan.

“Vemos una incongruencia abismal entre lo que dice y lo que hace (el gobierno de México). Promete un trato más humano para las personas migrantes, pero manda a la Guardia Nacional a perseguirlos y detenerles”, refirió Érika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas.

La violencia de género es un tema pendiente, el cual urge atender, puesto que “de enero al 30 de septiembre de este año se reportaron 748 víctimas de feminicidio en México, con un promedio mensual de casos a la alza”, declaró Reneaum Panszi

Lee también: Nuestra protesta no es violencia; exigimos medios con perspectiva de género: Mujeres+Mujeres

Misma estrategia de seguridad

La táctica de seguridad del actual gobierno no es diferente a la de administraciones pasadas, “no tenemos una estrategia muy definida”, lo único que “tenemos es lo que nos cuenta el presidente en las conferencias matutinas pero no necesariamente una estrategia”, abundó la presidenta ejecutiva de AI México.

El gobierno ha mantenido a la milicia en las calles aún cuando se le ha dicho que es violatorio de acuerdo a todos los mecanismos de derechos humanos internacionales, debido a que “los milites no pueden hacer tareas de seguridad pública, de prevención ni de primera reacción”, aseguró.

Reunión con AMLO

Exhortó a que quienes están en la administración pública evalúen las políticas públicas nuevas, sus resultados pero sobre todo “lo que funciona y lo que no”, lo cual sería un gesto de transparencia y apertura que la sociedad civil vería con buenos ojos”.

Por ello, AI ha solicitado una reunión con el presidente López Obrador para hacerle entrega de la evaluación detallada que han hecho de su primer año de gestión, explicó la directora para las Américas de AI.

“No nos gustaría que (el presidente) estuviera en la lista de quienes no nos reciben”, como lo hizo Sebastián Piñera en Chile o Nicolás Maduro en Venezuela, a diferencia de lo que han hecho los ejecutivos en Costa Rica o el Salvador. “Siguen las puertas abiertas de Amnistía Internacional para entablar un diálogo directo” con AMLO, sentenció.

Publicidad