Supo Nadine Gordimer combatir el racismo con sus letras

Anuncios
Anuncios

La escritora sudafricana Nadine Gordimer (1923-2014), uno de los cuatro Premio Nobel de literatura en ese continente, es recordada por su obra que refleja su postura crítica ante la censura política y el racismo durante el Apartheid.

Debido a su extensa obra, compuesta por novelas y colecciones de relatos, la escritora es considerada junto con J. Coetzee (1940), la principal representante de la literatura sudafricana del siglo XX.

Nació en la provincia de Gauteng, Sudáfrica, el 20 de noviembre de 1923, hija de migrantes judíos, comenzó a escribir a la edad de nueve años, y a los 15 fue publicado su primer trabajo en una revista, según la biografía que difunde la página de los Premios Nobel.

Publicó su primer libro “Face to face” en 1949 y en 1953 escribió “The soft voice of the serpent”, donde comenzó a abordar el tema social de su país, con la segregación racial de fondo.

Muchas obras suyas fueron prohibidas por las autoridades sudafricanas a causa de ello, como “Occasion for Loving” (1963), una historia de un amor imposible entre un pintor negro y una joven blanca.

Así como la novela “The Late Burgeois World” (1966), donde relata la historia de Liz, una mujer que después del suicidio de su ex marido narra fragmentos de esa relación condicionada por los acontecimientos políticos que sacuden la vida del país, añade el portal digital “biografías y vidas”.

En 1971, Gordimer obtuvo el premio James Tait Black Memorial por su novela “A guest of honour”, a las cuales le siguieron su libro de cuentos “Livingstone’s companions” (1972) y “The black interpreters” (1973).

Fue al año siguiente cuando publicó una de sus más destacadas novelas, “The conservationist”, en la cual la autora recibió el premio Booker británico, compartiendo el galardón ese año con “Holiday”, de Stanley Middleton (1919-2009).

En 1979, durante las consecuencias de los disturbios de Soweto, una violenta represión racial en contra de unos jóvenes manifestantes en un barrio del oeste de Johannesburgo, escribió “Burger’s daughter” (1979), la cual también fue censurada.

En los años 80 publicaría algunas de sus obras más relevantes, como “A soldier’s embrace” (1980), “July’s people” (1981), “Somenthing out there” (1984), “A sport of nature” (1987), y “My son’s story” (1990).

En 1991, coincidiendo con el lanzamiento de su libro “Jump and other stories”, un compendio de 16 relatos cortos, le fue otorgado el Premio Nobel de Literatura, pondera el portal del British Council.

La academia sueca informó en su momento que Nadine Gordimer fue merecedora del galardón por ser “quien, a través de su magnífica épica escritura ha sido (en palabras de Alfred Nobel) de gran beneficio para la humanidad”.

En sus últimos años, Gordimer hizo activismo en la lucha contra el VIH y el Sida, recaudando fondos para Treatment Action Campaign, un grupo que busca ayudar a los enfermos sudafricanos a obtener medicinas gratuitas para salvar sus vidas. Murió el 13 de julio de 2014 en su domicilio en Johannesburgo, tenía 90 años.

Publicidad