Estos son los cinco jóvenes jugadores de gran actualidad que esperan sus oportunidades para representar a sus países. Algunos han construido una carrerra en sus clubes. Otros, han probado suerte con otras banderas, pero tienen el suelo de jugar para la tierra que los alojó.

Pedri (ESP)

La nueva joya del Barcelona tiene 18 años y todavía no ha sido convocado por Luis Enrique. Con un valor de mercado estimado en 50 millones y siendo cada vez más importante en su club, es solo una cuestión de tiempo para que llegue el llamado.

Mattéo Guendouzi (FRA)

Tiene 21 años, un importante recorrido en las selecciones juveniles francesas y es titular indiscutido en Arsenal. No debería faltar mucho para verlo debutar.

Carlos Soler (ESP)

El mediocampista de 24 años ha realizado toda su carrera en Valencia, desde el fútbol base hasta el primer equipo, donde debutó en 2017. Con España ha jugado en la Sub 19 y en la Sub 21 y espera su estreno en la mayor.

Aymeric Laporte (FRA)

Su caso es particular ya que se dice que Deschamps no lo convoca por su personalidad y sus dificultades para encajar en el grupo. Llama la atención teniendo en cuenta su jerarquía y el hecho de que es titular en un equipo de elite como Manchester City.

Aaron Wan-Bissaka (ING)

El lateral derecho del Manchester United llegó a representar a Congo en la categoría sub 20, pero luego cambió por Inglaterra. Valuado en 40 millones de dólares y con 23 años, espera que Gareth Southgate cumpla su sueño y lo convoque a la selección inglesa.

Publicidad