Solo 9 de los 12 equipos europeos de fútbol que se embarcaron en el intento fallido de formar la Superliga acordaron reconciliar sus relaciones con la UEFA, mientras que el F.C. Barcelona, el Real Madrid y la Juventus se enfrentarán a duras sanciones, informó este viernes el ente en su web.

Los clubes de la Premier League inglesa junto con el Atlético de Madrid, el AC Milan y el Inter de Milán firmaron oficialmente un acuerdo con la UEFA, donde se comprometieron a participar únicamente en las competiciones europeas existentes.

Los firmantes convinieron en que, si pretenden volver a jugar en una competición no autorizada por la organización, serán multados con 100 millones de euros (121,6 millones de dólares) cada uno.

Te puede interesar: Neymar extiende su contrato con el PSG hasta el 2025

En forma de multa, aceptaron ceder el 5% de los ingresos por una temporada de torneos europeos, sin que se precisara de qué temporada se trata. Además, realizarán un pago combinado de 15 millones de euros (18,2 millones de dólares) por lo que la UEFA denominó un “gesto de buena voluntad” en beneficio de los niños, los jóvenes e instalaciones del fútbol base.

“Las medidas anunciadas son importantes, pero la UEFA no retendrá ninguna de las sanciones económicas”, subrayó Aleksander Ceferin, presidente del organismo. “Todos [los recursos] se reinvertirán en el fútbol base y juvenil en las comunidades locales de Europa, incluido el Reino Unido. Estos clubes reconocieron sus errores rápidamente y tomaron medidas para demostrar su arrepentimiento y compromiso futuro con el fútbol europeo”, comentó.

“No se puede decir lo mismo de los equipos que siguen participando en la llamada ‘Superliga’, y la UEFA se ocupará de esos clubes posteriormente”, lamentó Ceferin, citado por AP. “La UEFA se ha reservado todos los derechos de tomar cualquier medida que considere apropiada contra aquellos equipos que hasta ahora se han negado a renunciar a la llamada ‘Superliga'”, dio a conocer este viernes la organización, además de informar que el asunto “se remitirá sin demora a los órganos disciplinarios competentes de la UEFA”.

Ceferin señaló anteriormente que los clubes que no desistieron de la idea de participar en la Superliga podrían ser expulsados de las competiciones continentales, incluida la Liga de Campeones.

Publicidad