Brandon Moreno (Tijuana, 1993) hizo historia el pasado mes de junio al ser el primer luchador nacido en México en proclamarse campeón de la UFC. Concretamente, lo hizo en el Peso Mosca frente a Deiveson Figueiredo, con quien ya había combatido unos meses antes por el mismo cinturón, aunque acabó en un empate. Previo a dicho combate, en noviembre del año pasado, había noqueado en el primer asalto a Brandon Royval; lo que le granjeó la oportunidad de pelear por el título.

Han pasado cuatro meses y ya va a tener que hacer su primera defensa en diciembre (en UFC 269), en contraste con lo que ocurre en otras categorías, como la del Peso Pesado, donde Francis Ngannou dejará pasar casi un año antes de la defensa frente a Ciryl Gane. Lo verdaderamente anecdótico es que el de Tijuana va a tener esa primera defensa frente Deiveson Figueiredo, convirtiéndose no solo en una trilogía, sino que además serán tres combates consecutivos contra el mismo peleador. Inicialmente, sonó con fuerza el nombre de Alexandre Pantoja como aspirante, especialmente después de haber sometido a Brandon Royval, incluso derrotó a Moreno en mayo de 2018 y en el concurso TUF. Pero Dana White consideró que Pantoja no podía luchar tan pronto y quería que hubiese una defensa del título antes del final de este año. También hay que decir que Figueiredo apretó mucho con sus declaraciones públicas para ser el elegido; incluso llamó “cobarde” al mexicano.

Moreno sigue a buen paso su escalada como leyenda en la UFC. Entrena duro y no entra en pelas estériles. Figueiredo lo estuvo provocando habitualmente, pero el mexicano simplemente le dio la posibilidad de pelear, sin hacer demasiada sangre; tan solo quiso definirlo como un intento de nuevo “McGregor”. Para hacernos a la idea de cómo Brandon elude las polémicas, debemos recordar que era uno de los presentes en el incidente del autobús provocado, precisamente, por Conor McGregor al intentar agredir a Khabib Nurmagomedov. Sin embargo, Moreno habla con moderación del irlandés, analizando sus peleas de forma profesional. Conor no deja indiferente a nadie: tiene deportistas que le adoran, como el futbolista español Sergio Ramos o su compatriota y jugador de poker Fintan Hand, al tiempo que otros lo vilipendian (sobre todo ahora que sus resultados son negativos) y se muestran como detractores suyos, como su anterior rival, el estadounidense Dustin Poirier o el propio Nurmagomedov. “The Assassin Baby”, en cambio, prefiere seguir su camino sin darle más protagonismo a “The Notorious”.

El brasileño, consciente de que no va a tener muchas más posibilidades de optar al título, está preparando a conciencia el combate; incluso cuenta con la ayuda del anterior campeón, Henry Cejudo, para los entrenamientos. Sabe que, si pierde, Pantoja va a ser, presumiblemente, el siguiente, y si no, lo será Askar Askarov, también bien situado en el ranking de la categoría. Moreno, por su parte, es conocedor de lo igualado de las fuerzas con su rival, con quien ya empató en una ocasión, y no va a confiarse pese a haberle derrotado la última vez. Ambos son peleadores completos, viene de rachas positivas y tienen un buen control de las sumisiones.

UFC 269 tendrá otro gran atractivo: el asalto de Poirier al título del Peso Ligero, actualmente en manos de Charles Oliveira, que lo conquistó frente al ex campeón de Bellator, Michael Chandler. Poirier, después de sus victorias frente a McGregor, por fin tiene otra oportunidad, tras su derrota frente al invencible Khabib, ya retirado. El ganador de Oliveira contra Poirier podría pelear en un futuro cercano con Justin Gaethje, lo cual sería un potente espectáculo. La categoría del Ligero sigue siendo de las más interesantes de la UFC.  

El combate de Amanda Nunes contra Julianna Peña completará las defensas de título de la velada; Nunes sigue imparable y tal vez deba considerar, si se impone a Peña, subir de categoría y enfrentarse a Valentina Shevchenko, para hacer historia acaparando tres títulos en tres pesos diferentes. De momento, sigue reinando en el ranking femenino de las mejores “Libra-por-libra”.

Publicidad