Amelie Mauresmo, la dos veces campeona de Grand Slam y ex número uno del mundo, fue nombrada directora del Abierto de Francia para remplazar a Guy Forget, convirtiéndose en la primera mujer en el cargo. Además, es la segunda fémina en ser nombrada titular de un major y sigue los pasos de Stacey Allaster, responsable del US Open.

Forget, cuyo contrato expiraba al final del año, renunció esta semana al aducir problemas de comunicación con el nuevo presidente de la Federación Francesa de Tenis, Gilles Moretton.

Mauresmo, de 42 años, fue la primera tenista gala –hombre o mujer– en alcanzar la cima de los rankings en la era moderna, el 13 de septiembre de 2004. Fue la número uno de la WTA durante 39 semanas.

Anuncios

Te puede interesar: Surf, skate y escalada, en programa de JO Los Ángeles 2028; box, fuera

“Este torneo me ha hecho soñar desde una temprana edad, ha creado una vocación”, dijo la ex jugadora ayer en una rueda de prensa.

Mauresmo, cuyo revés deleitó a los aficionados del tenis en todo el mundo, se alzó con los títulos del Abierto de Australia y Wimbledon en 2016. También ganó la Fed Cup con Francia en 2003 y la Copa de Maestras en 2005. Y se adjudicó una medalla olímpica de plata en Atenas 2004.

Después de culminar su carrera como jugadora, pasó a ser la entrenadora de Andy Murray, uno de los mejores raquetas del tenis masculino. También estuvo al frente del equipo francés en la Fed Cup y se desempeñó como comentarista de televisión durante la última edición de Roland Garros.

Publicidad