La FIFA ha informado de que ha acordado la distribución por confederaciones de las plazas para el Mundial de 2023, que se disputará en Australia y Nueva Zelanda y que contará con 32 selecciones.

“Tras el gran éxito que supuso la edición de 2019, el año pasado se decidió ampliar el Mundial femenino a 32 selecciones, a fin de continuar apoyando el desarrollo del fútbol femenino. Desde entonces, la FIFA ha trabajado estrechamente con las confederaciones para elaborar una propuesta de asignación de plazas y el Bureau del Consejo ha confirmado la siguiente distribución para la edición de 2023:

Te puede interesar: Técnico que llegue al América debe tener espíritu ganador: Lapuente

Asignación de plazas directa (29 de 32 plazas): 6 plazas directas para la AFC (Asia); 4 plazas directas para la CAF (África); 4 plazas directas para la Concacaf (Norte y Centroamérica); 3 plazas directas para la CONMEBOL (Sudamaérica); 1 plaza directa para la OFC (Oceanía); y 11 plazas directas para la UEFA (Europa).

La FIFA precisa que los dos países anfitriones, Australia y Nueva Zelanda, se clasifican automáticamente y sus plazas se han tomado directamente de los cupos asignados a sus respectivas confederaciones, es decir, la AFC y a la OFC, respectivamente.

Las tres plazas restantes se decidirán en un torneo eliminatorio que disputarán diez selecciones, según la siguiente asignación de plazas:

Dos plazas de eliminatoria para la AFC; 2 de eliminatoria para la CAF; 2 de eliminatoria para la Concacaf; 2 de eliminatoria para la CONMEBOL; una de eliminatoria para la OFC; y una de eliminatoria para la UEFA.

En cuanto al formato de las eliminatorias, la FIFA explica que las cabezas de serie de los grupos de clasificación serán las cuatro selecciones mejor situadas en la última clasificación mundial femenina que se publique antes del sorteo de las eliminatorias, con un máximo de una selección por confederación.

Publicidad