El Atlas dejó atrás 70 años sin título el pasado 12 de diciembre y este domingo se convirtió en Bicampeón tras ganar el Clausura 2022 en el Estadio Hidalgo, pese a perder 2-1 ante el Pachuca, pero triunfar con un 3-2 global.

El último partido del torneo no decepcionó y fue generoso en emociones y polémica desde el primer acto, pues apenas al minuto ocho, los hidalguenses abrieron la cuenta tras una gran ‘colada’ individual de Romario Ibarra desde el vértice izquierdo y definición en el área ante la salida de Camilo Vargas, el héroe rojinegro de la Ida. (2-0).

El tanto del ecuatoriano encendió las ilusiones de remontada de los Tuzos, que al 22′ se quedaron con las ganas de un penalti por falta de Anderson Santamaría sobre Erick Sánchez que el árbitro Fernando Hernández no pitó tras una larga revisión de la jugada en el VAR y sancionar un previo fuera de lugar del propio Ibarra.

Anuncios

El que sí señaló el silbante fue en la otra área, en la recta final de la primera mitad, luego de una mano de Daniel Aceves tras un remate de Javier Abella. Julio Furch se paró en el manchón y convirtió engañando a Óscar Ustari para establecer el 1-1 en el electrónico.

Tras una decena de minutos de compensación, los de la Bella Airosa atacaron y al 45’+10 retomaron la ventaja con un imponente frentazo de Nicolás Ibáñez para superar el lance de Vargas y levantar como ‘huracán’ a la afición local para ir otra vez ir, al menos, por un gol.

El complemento auguraba lo mejor, con un Pachuca incisivo al ataque y unos Zorros para castigar más que nunca a la contra.

Los anfitriones avisaron con remates de Ibáñez a las gradas y pasado el 70′ comenzaron a desesperarse, la claridad desapareció, aunque la ilusión creció de nueva cuenta al 80′ tras una expulsión a Aníbal Chalá por un pisotón sobre Víctor Guzmán.

No obstante, la Academia dio cátedra defensiva con 10 hombres para conservar el 2-1 en contra, suficiente para coronarse y escribir una página de oro en el futbol mexicano con la revalidación de la corona.

Publicidad