El Atlético de Madrid visita el sábado al Barcelona en un duelo decisivo para las aspiraciones de ambos en el campeonato español, con el aliciente del rencuentro entre Leo Messi y Luis Suárez como oponentes.

El Barça, tercero del campeonato a dos puntos del Atlético (1º), podría ponerse líder con una victoria, a falta de tres jornadas para el final, una vez finalice esta 35ª jornada.

“Es una jornada para dar un paso importante y hay que estar mentalmente fuerte para afrontar este partido”, afirmó este viernes el técnico del Barça, Ronald Koeman.

En cambio, una victoria rojiblanca sería todo un impulso para los de Simeone, que han visto fundirse la ventaja de 10 puntos que tenían sobre azulgranas y merengues al inicio de 2021.

“La clave (para ganar LaLiga) es lo mental”, consideró el técnico del Atlético, Diego Simeone, que nunca ha ganado al Barça en el Camp Nou, pero “siempre hay una primera vez en la vida para todo”.

Los azulgranas, tras un duro inicio de temporada, han logrado enderezar el rumbo y después de ganar la Copa del Rey, quieren completar la campaña con un doblete.

Ganar LaLiga, en un difícil año marcado por las tensiones financieras y las elecciones con la vuelta de Joan Laporta a la cabeza de la entidad azulgrana, podría también animar al capitán Leo Messi a seguir en la capital catalana.

El astro argentino, que todavía no ha decidido si renovará a menos de dos meses para la finalización de su contrato, será una de las piezas claves el sábado contra el Atlético.

Rencuentro agridulce

Máximo goleador del campeonato español con 28 goles, Messi se verá confrontado el sábado a su amigo y ahora rival Luis Suárez.

El uruguayo no pudo estar en el encuentro de la primera vuelta, que ganó el Atlético, tras dar positivo al coronavirus.

Será un rencuentro agridulce para el Pistolero, que ya en noviembre, en una entrevista con el diario As, adelantaba que en caso de marcar “no lo celebraría, por respeto a mis compañeros y a un club que me ha dado mucho”.

“Será algo extraño para el jugador mismo y también para los jugadores de nuestro equipo. Puede ser extraño, pero somos profesionales y cada uno dará lo máximo, no hay que darle más vueltas”, dijo Koeman.

Poco a poco, el uruguayo parece haber dejado atrás la traumática salida del equipo azulgrana el pasado año.

El artillero charrúa “con un montón de historia”, viene “reivindicando todo lo que no se esperaba de él”, aseguró Simeone, afirmando que está haciendo “una temporada fantástica” como cuarto mejor goleador liguero.

Suárez todavía no ha podido volver a anotar en los dos últimos encuentros ligueros, pero el Camp Nou se perfila como el mejor lugar para rencontrarse con el gol.

En cambio, Messi sigue imparable con cinco goles en los últimos cuatro partidos del campeonato, tras encontrar una mejor conexión con su compañero Antoine Griezmann, ex delantero del Atlético.

‘Jugador importantisimo’

El atacante francés también lleva cuatro goles en los últimos cuatro partidos de Liga y ha sido objeto de elogios de Koeman.

“Para mí es un jugador importantísimo”, decía Koeman tras la victoria sobre el Villarreal el 25 de abril, añadiendo que “siempre he dicho que es un chico que me gusta porque es jugador de equipo”.

El técnico holandés ha sabido sacar adelante a un Barça, del que pocos auguraba semejante final del temporada al inicio de la campaña.

El duelo del sábado supondrá una gran inyección de moral para el ganador, que tomará una gran opción para alzarse con LaLiga a final de temporada, que finaliza el 23 de mayo.

Pero tanto rojiblancos como azulgranas deberán seguir manteniendo un ojo sobre el Real Madrid (3º) que se enfrenta al Sevilla (4º), con opciones de ponerse líder en función de lo ocurra en el Camp Nou.

Publicidad