Barcelona avanzó a su sexta final consecutiva de la Copa del Rey, después de golear 3-0 de visita al Real Madrid en la vuelta de las semifinales, y con global de 4-1, los culés sellaron su boleto al partido por el título que se celebrará en el estadio Benito Villamarín.

Después de un primer tiempo que terminó empatado sin goles, pero en el que los merengues desperdiciaron varias oportunidades claras, en el complemento apareció Luis Suárez para firmar un triplete y sentenciar la categórica victoria blaugrana.

Publicidad