El Bayern Múnich, derrotado por 3-2 en casa en la ida por el París Saint-Germain, intentará este martes dar la voltereta en el Parque de los Príncipes, mientras Chelsea juega contra el Porto en Sevilla, después de haber ganado en la ida por 2-0, también en la capital andaluza, en partidos de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones.

Humillados tras haber concedido en casa su primera derrota tras 19 partidos invictos, los muniqueses quieren demostrar que ese traspié fue un accidente. El Bayern seguirá privado de su mejor delantero, el polaco Robert Lewandoswki, lesionado, y probablemente del centrocampista alemán Leon Goretzka, quien está en duda.

Las lesiones, un ambiente de tensión y las persistentes conjeturas sobre la continuidad del técnico Hansi Flick agitan al Bayern en medio del máximo certamen europeo.

El viernes, Flick afirmó que su equipo no es tan fuerte como el del año pasado, cuando logró el triplete de títulos de la Liga de Campeones, la Bundesliga y la Copa de Alemania en su primera temporada.

Aunque Flick quiso aclarar después que su intención era resaltar los éxitos del actual plantel, la opinión generalizada fue que había lanzado otro dardo al director deportivo Hasan Salihamidžić, responsable de los fichajes, con quien no lleva una buena relación.

Los parisinos contarán con su dúo de choque compuesto por el francés Kylian Mbappé, autor de un doblete en la ida, y del brasileño Neymar, pero no están seguros de disponer del defensa brasileño Marquinhos y del centrocampista italiano Marco Verratti.

El ganador de esta serie se enfrentará al Manchester City o al Borussia Dortmund en semifinales. En la ida, el conjunto inglés obtuvo una magra ventaja en casa de 2-1.

En otro frente, el Chelsea, vencedor por 2-0 en el partido de ida en Sevilla, aborda con confianza el partido de vuelta, contra el FC Porto, donde milita el mexicano Jesús Tecatito Corona, quien en la ida cometió un grave error que le mereció fuertes críticas de la afición lusa.

El técnico Sergio Conceição dijo que la remontada es posible, pero deberán ser cautelosos y evitar errores. “Tenemos confianza. En estos partidos salir por todas desde el principio puede ser perjudicial. Tenemos que ser un equipo compacto y cohesionado, marcar goles, pero también evitar que nos anoten. Estuvimos bien en el partido de ida, pero no tanto”.

La doble confrontación se disputa en la ciudad española debido a la crisis sanitaria ligada a la pandemia del Covid-19.

Si clasifica, Chelsea se enfrentaría en la siguiente ronda al vencedor del encuentro entre el Real Madrid y el Liverpool (el equipo español se impuso en la ida en casa por 3-1).

Publicidad