Una versión irreconocible de los Vaqueros de Dallas perdió su racha de seis victorias consecutivas ante unos impresionantes Broncos de Denver, que dieron su mejor juego de la temporada en el AT&T Stadium, al imponerse por pizarra de 30-16, en la semana 9 de la NFL marcada por las diferentes sorpresas que se presentaron.

Los Vaqueros, que llegaban como líderes en yardas totales y con el tercer mejor ataque en puntos por juego (32.1), fueron borrados completamente ante unos Broncos que se vieron muy sólidos en defensa y muy certeros al ataque, logrando 30 puntos consecutivos sin reacción alguna de los Vaqueros, que volvieron a contar con el mariscal de campo Dak Prescott tras una lesión en la pantorrilla. Las dos anotaciones de la Estrella Solitaria llegaron en el último cuarto, cuando al marcador le restaban cuatro minutos para concluir el partido.

Cuando el equipo que dirige Mike McCarthy perfilaba un triunfo contundente, los Broncos jugaron sólidos en defensa y siempre comprometieron a Prescott, capturándolo en dos ocasiones e interceptándolo en otra.

Anuncios

Otro marcador que rompió quinielas fue la inesperada victoria que se adjudicaron los Jaguares de Jacksonville (2-7) ante los Bills de Buffalo (5-3). Sin touchdowns y con puros goles de campo, los primeros alcanzaron su segunda victoria de la campaña al doblegar en Bank Field 9-6 a los contrincantes. El partido de Josh Allen’s (debido al nombre que comparten el linebacker de Jaguares y el quarterback de Bills), se lo llevó el defensivo felino al interceptar un pase, sumar una captura y recuperar un fumble. El elemento de Buffalo fue interceptado en dos ocasiones.

Te puede interesar: El tenista Novak Djokovic gana por sexta ocasión el Masters 1000 de París

Los Santos de Nuevo Orléans y los Raiders de Las Vegas –ambos con marca de 5-3– fueron otras de las dos franquicias sorprendidas por equipos con racha perdedora. Los Gigantes de Nueva York (3-6), en el Metlife Stadium, sometieron 16-23 a los Raiders. Los Halcones de Atlanta (4-4), en su visita al Superdome, superaron 27-25 a unos Santos que sufrieron la ausencia del mariscal Jameis Winston, quien se perderá el resto del calendario de la NFL por una lesión.

En los juegos que comenzaron en la tarde, los Cargadores de Los Ángeles (5-3), con un gol de campo de 29 yardas de Dustin Hopkins, a falta de dos segundos, sellaron el triunfo en Lincoln Financial Field 27-24 ante las Águilas de Filadelfia; mientras los Jefes de Kansas City, en un juego muy cerrado en Arrowhead, superaron por poco margen de puntos a unos Empacadores de Green Bay (13-7) que dejaron ir una racha de siete partidos con victoria. La conquista de Cargadores y Jefes, sumada a la de Raiders y Broncos, pone color de hormiga una AFC Oeste en la que todos suman cinco éxitos.

En el M&T Bank Stadium, los Cuervos de Baltimore sacaron una dramática victoria en tiempo extra ante los Vikingos de Minnesota (31-34) y siguen en lo más alto de la División Norte de la Conferencia Americana.

Con cuatro juegos ganados en sus últimos cinco partidos, los Patriotas de Nueva Inglaterra demostraron una vez más que su futbol sigue al alza. Los Pats aniquilaron a domicilio las esperanzas de las Panteras de Carolina (24-6) y se metieron en la pelea de la AFC Este al llegar a 5-4, sólo por detrás de los Bills (5-3). Los Cardenales de Arizona se repusieron del primer descalabro de la semana pasada en la campaña y doblegaron a los 49ers de San Francisco por 31-17 en Levi Stadium,

Finalmente, Delfines ganaron 17-9 a los Texanos y los Cafés apalearon en duelo divisional a los Bengaliés de Cincinnati (41-16). Acereros y Osos cierran la fecha hoy.

Publicidad