Los organizadores del torneo de Wimbledon anunciaron la cancelación del certamen de este año como consecuencia de la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19), sin embargo, su merma económica no será dramática al ser el único de los torneos de Grand Slam que cuenta con un seguro contra las pandemias, con lo que solventarán ingresos de boletos y derechos de transmisión.

Esta es la primera ocasión en casi siglo y medio que Wimbledon no se realiza por un motivo que no sea un conflicto bélico. El prestigioso certamen de tenis sobre césped tenía 75 años sin haberse cancelado, y esa última ocasión antes de la actual había sido por la Segunda Guerra Mundial.

De acuerdo con rotativos ingleses, el seguro del torneo cubrirá gran parte de los 309 millones de dólares de ingresos que tiene el Grand Slam sobre césped a lo largo de las dos semanas en las que se celebra. Los ingresos garantizados para los organizadores de Wimbledon les permitirá seguir aportando fondos a la Federación Inglesa de Tenis y así seguir con el desarrollo de este deporte en Gran Bretaña.

Wimbledon se escenificó por primera vez en 1877 y se jugó cada año desde entonces, con excepciones en un par de periodos: de 1915-18 por la Primera Guerra Mundial, y de 1940-45 por la Segunda Guerra Mundial.

Ha pesado mucho en nuestras mentes que (Wimbledon) sólo había sido interrumpido previamente por las dos Guerras Mundiales”, dijo el director del All England Club, Ian Hewitt. “Pero, después de una consideración exhaustiva de todos los escenarios, creemos que la decisión correcta en medio de esta crisis global era cancelar el campeonato de este año, y en cambio concentrarse en cómo usar los recursos que tiene Wimbledon para ayudar a nuestra comunidad”.

Wimbledon se iba a jugar en las afueras de Londres entre el 29 de junio y el 12 de julio. En cambio, la próxima edición se realizará entre el 28 de junio y 11 de julio de 2021.

Ayer también la ATP y la WTA anunciaron que las giras de tenis profesional de ambas quedan suspendidas hasta al menos el 13 de julio. La actividad había sido suspendida hasta el 7 de junio hace unas semanas por la pandemia.

EVENTO SINGULAR

Wimbledon es un certamen difìcil de reprogramar debido a que se juega en césped, así que su fecha en junio y julio responde también a aspectos climatológicos.

El Grand Slam inglés no tuvo problemas en cancelar para 2021 ya que cuenta con seguros contra pandemias. Su contraparte de Roland Garros, que se juega sobre arcilla en París, quiere reprogramar este año para septiembre u octubre.

Publicidad