Carles Puyol rechazó la oferta del Barcelona, su exequipo, para convertirse en el director deportivo, ya que sus proyectos personales se interponen con las responsabilidades del cargo.

A través de sus redes sociales, el excapitán blaugrana comunicó que, tras reflexionarlo, decidió declinar la propuesta de la directiva, a pesar de que le gustaría regresar.

“He decidido no aceptar la oferta del club. No ha sido una decisión fácil, ya que siempre he dicho que me gustaría volver a la que considero mi casa, pero diversos proyectos personales en los que me encuentro inmerso me impedirían en estos momentos prestarle la dedicación exclusiva que el cargo merece”, publicó.

Puyol agradeció al conjunto catalán la confianza que se le brindÓ y el ofrecimiento de un puesto de alta responsabilidad en la directiva

Publicidad