El delantero mexicano Javier Hernández, de LA Galaxy, reconoció que su debut en la Major League Soccer (MLS) no cumplió con las expectativas, aunque la confianza es plena en que sus actuaciones irán de menos a más.

“Fue mi primer juego oficial en esta liga. No quiero usarlo como una excusa, pero tengo que adaptarme a esta competencia y a mis compañeros de equipo. Siempre el primer juego de la temporada es como la resaca de la pretemporada”, expresó.

“Chicharito” fue titular y capitán en el conjunto angelino durante la primera jornada del balompié estadounidense, sin embargo, tuvo poco contacto con el esférico y se vio obligado a retroceder varios metros para ser partícipe de la elaboración en los ataques de los suyos.

“Siempre he dicho que lo mejor de esta vida y esta carrera es cómo terminas, no cómo comienzas. Estoy tranquilo y tengo mucha confianza en este equipo y en mí. Continuaré trabajando y espero que los resultados puedan revertirse”, agregó.

Rechazó la comparativa entre las ligas que ha participado y se expresó agradecido por los aficionados que abarrotaron el estadio del Houston Dynamo para ver su debut en una competencia que crece a pasos agigantados con el paso de las temporadas.

“Sólo tengo palabras de agradecimiento para los fans. Muchas gracias por prestar mucha atención y espero que puedan disfrutar de esta carrera tanto como yo”, sentenció.

Publicidad