Por primera vez en la historia del deporte mexicano, los atletas recibirán un estímulo económico sólo por el hecho de haber participado en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, un monto de 240 mil pesos a cada uno, además de que los ganadores de medallas de oro recibirán tres millones de pesos, dos millones para las platas y uno por la obtención de preseas de bronce.

La coordinación de Comunicación de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, encabezada por Roberto Herrera, confirmó que la titular del organismo, Ana Gabriela Guevara, reveló que los estímulos económicos ascenderán a poco más de 106 millones de pesos, producto de la rifa del palco del estadio Azteca y otros premios el pasado 15 de septiembre.

Estos beneficios serán entregados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, en un acto simbólico durante la conferencia mañanera del próximo 6 de octubre, a tres atletas olímpicos y tres paralímpicos. Serán en total 227 los beneficiados por participación, lo que implicará un monto de 56 millones de pesos.

Anuncios

Por lo que toca a los medallistas, que recibirán al menos un millón, los mexicanos obtuvieron cuatro medallas de bronce en los Juegos Olímpicos convencionales. Esto incluye al equipo de futbol, que se colgó el metal, y deberá repartirse un millón, pero cada seleccionado recibirá el estímulo, lo que dará una cantidad de casi siete millones.

En los Juegos Paralímpicos, México logró su mejor participación desde Atenas 2004. La delegación paralímpica obtuvo un total de siete metales dorados, dos de plata y 13 de bronce, para un total de 22, cifra que superó a Pekín 2008 (20), Londres 2012 (21) y Río 2016 (15).

Por otra parte, Ana Guevara aclaró que la reducción de becas no será una medida permanente, pues se trata de un ajuste tras la desaparición del Fondo del Deporte de Alto Rendimiento, que como muchos otros fideicomisos, fueron eliminados por decreto presidencial, y su operación se extendió hasta los Juegos de Tokio.

El arquero paralímpico que no se pone límites

Explicó que, una vez concluidos los Juegos, no había forma de dar seguimiento al otorgamiento de las becas, por lo que se hizo una evaluación conforme a los resultados, y algunos atletas resultaron afectados con reducciones de 30 mil a seis mil pesos mensuales.

La Conade, sostuvo, está a la espera del nuevo reglamento de operaciones, al que el organismo rector del deporte tendrá que adherirse para determinar los nuevos criterios de otorgamiento de becas.

Sin embargo, se ajustarán sólo hasta que los atletas vuelvan a competir, pues se requerirán parámetros actualizados.

Publicidad