El inicio la K-League, la máxima categoría del fútbol en Corea del Sur, se ha pospuesto indefinidamente debido al brote de coronavirus, mientras que en Italia las autoridades esperan evitar más cancelaciones de partidos ofreciendo jugar a puerta cerrada.

Estaba previsto que la K-League comience el próximo fin de semana, pero el país asiático se ha visto muy afectado por el virus que se originó en China en diciembre, con siete muertes y más de 800 contagiados hasta el momento, según la agencia de noticias Yonhap.

La K-League ya había pospuesto los partidos de apertura programados para el sábado, involucrando al Daegu FC y al cercano Pohang Steelers, antes de retrasar el inicio de toda la liga. La competición también decidió pedir a los cuatro equipos de Corea del Sur enrolados en la Liga de Campeones de Asia que jueguen los próximos partidos en casa a puerta cerrada.

El fútbol también se está viendo afectado en Europa, con Italia cancelando varios partidos el pasado fin de semana, incluidos cuatro de la Serie A, debido a las instrucciones del gobierno para contener el virus en las regiones del norte del país. Italia tiene el mayor número de Infecciones por COVID-19 en Europa, superando las 200 y cinco muertes.

El partido de la Serie A del Inter fue uno de los cancelados este domingo y también hay preocupación sobre su encuentro de Liga Europa programado para el jueves contra los Ludogorets búlgaro. La UEFA no se ha vuelto a pronunciar después de decir el domingo que está “en contacto con el Inter y las autoridades locales sobre el asunto”.

Mientras tanto, fuentes del ministerio de Deportes italiano dijeron que el Gobierno está preparando un decreto para los próximos partidos que se jugarán a puerta cerrada en las áreas afectadas, evitando así nuevas suspensiones.

También en Italia, los organizadores de los Juegos Olímpicos de Invierno 2026 en Milán y Cortina d’Ampezzo celebraron una videoconferencia en lugar de reunirse en persona para permitir que los miembros de las regiones más afectadas de Véneto y Lombardía, donde se han impuesto bloqueos, participen.

Por su parte, en Israel, donde se han confirmado dos casos del virus, ambos pasajeros del crucero Diamond Princess japonés, se ha prohibido a todos los extranjeros competir en el Maratón de Tel Aviv del próximo viernes, una medida que concierne a unos 3.000 corredores.

“Como precaución contra la posible propagación del coronavirus, el Ministerio de Salud de Israel ha dado instrucciones al Municipio de Tel Aviv-Yafo de restringir la participación de corredores internacionales”, dijo la organización de la prueba en un comunicado.

Japón, que tiene más de 800 casos confirmados y tres muertes, también ha impuesto restricciones en los próximos maratones y solo los atletas de élite podrán competir en el próximo maratón de Tokio y el maratón femenino de Nagoya.

Muchos otros eventos deportivos en China y principalmente en otros países asiáticos también se han cancelado, pospuesto o reubicado, incluido el Gran Premio de Fórmula 1 de China, el Mundial de atletismo en pista cubierta y pruebas clasificatorias olímpicas para Tokyo 2020 en varios deportes.

Mientras tanto, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha reiterado que los preparativos para los Juegos, que se celebrarán del 24 de julio al 9 de agosto, continúan según lo planeado. “Confiamos plenamente en que las autoridades pertinentes, en particular en Japón y China, tomarán todas las medidas necesarias para abordar la situación”, transmitió el organismo.

Publicidad