La pandemia de Covid-19 que azota al mundo ha generado la cancelación de múltiples eventos deportivos, que han supuesto y supondrán pérdidas millonarias, porque aún no se sabe cuánto tiempo tardará en regresar la normalidad y cuando eso ocurra se tendrá que hacer un balance de las pérdidas que habrá dejado el virus.

Ahora mismo en Europa, varios equipos ya meditan llevar a cabo ajustes salariales, es decir rebajar los ingresos de los futbolistas, porque el parón que ha generado la pandemia conlleva —también— los ingresos que permiten solventar los altos sueldos de los jugadores que militan en las cinco grandes ligas de Europa: Inglaterra, España, Alemania, Italia y Francia, en las que hay jugadores del más alto nivel y, por ende, jugadores con altos sueldos.

Según el Sports Business Institute de Barcelona, se prevé que las pérdidas económicas en las cinco grandes ligas del futbol europeo asciendan a 4 billones de euros por distintos conceptos. La Liga más afectada sería la Premier League, después La Liga, Bundesliga, Serie A y por último la Ligue 1.

Según esto, la Premier League pierde entre 170 y 180 millones de euros por cada jornada, pero la gran fuga de ingresos se presenta en lo que se deja de percibir por los derechos de transmisión, en donde el futbol inglés ha dejado de percibir entre 700 y 800 millones de euros; mientras que la parte que involucra a toda la parte comercial las pérdidas oscilan entre los 250 y 300 millones de euros; de tal modo que las pérdidas que dejará el Covid-19 en Inglaterra rondarían entre los mil 150 y mil 250 millones de euros.

En La Liga, competición que goza de una gran popularidad a nivel mundial, las pérdidas por cada jornada perdida rondan los 150 a 170 millones de euros. En tanto, los ingresos de transmisión que no se percibirían ascienden a entre 500 y 600 millones de euros y en lo que conlleva a la parte comercial serían de 150 a 200 millones. Para un estimado de entre 800 y 950 millones de euros de pérdidas.

La Bundesliga es la tercera liga más afectada por pérdidas económicas, cada jornada se pierden entre 130 y 140 millones; por transmisiones de partidos entre 300 y 400; en lo comercial entre 200 y 250 para un total de 650 a 750 millones de euros de pérdidas.

La Ligue 1, es la última de las grandes ligas de Europa donde las pérdidas serían tres veces menores que en Inglaterra, pero no por eso dejan de ser significativas; entre 50 y 60 millones por jornada. De 150 a 200 millones por derechos de transmisión, y 100 a 140 millones en la parte comercial, para un total de 300 a 400 millones de euros.

Nadie puede dudar que el mundo del futbol está perdiendo a todos los niveles, en la cancha, fuera de ella, con los clubes, los jugadores, los aficionados y la gente que vive del deporte más popular del mundo, pero ahora no hay que de otra que esperar a que el balón vuelva a rodar.

Publicidad