Lejos de mostrar los mejores registros de su raqueta, aunque no pareció sufrir demasiado por sus molestias en los abdominales, Novak Djokovic se aseguró este martes un puesto en semifinales del Abierto de Australia, donde le espera el sorprendente ruso Aslan Karatsev. El número 1 del mundo respiró al fin después de su victoria 6-7 (6/8), 6-2, 6-4, 7-6 (8/6) contra el alemán Alexander Zverev (7º).

Su duelo, no por igualado dejó de ser decepcionante, sobre todo por los muchos errores no forzados que cometieron ambos tenistas; Djokovic (56) y Zverev (38).

Te puede interesar: PSG con un pie en los cuartos de la Champions tras goleada al Barcelona

Felizmente para él, el serbio pudo apoyarse en su servicio (23 aces por 21 de su rival).

“Serví muy bien, logré un poco más de ases que él, es un milagro ante un tan buen servidor como Sasha“, confesó Djokovic.

Sistemáticamente con el partido en contra al inicio de cada set, a excepción del segundo, fue su servicio el que le permitió meterse en el partido en cada ocasión.

Y una cierta dosis de mal genio. “Cuando rompí mi raqueta (cuando perdía 3-1 en el tercer set), me reencontré a mí mismo y el partido cambió”, explicó sonriente.

Aunque ha sobrevivido a un rival que conoce bien (le derrotó en cinco ocasiones en siete partidos), Djokovic se sumergirá en lo desconocido en su semifinal ante el 114º del mundo.

“Nunca le había visto jugar antes del Abierto de Australia. Es muy fuerte, se mueve bien, tiene un muy buen revés, sirve bien, está motivado porque no tiene nada que perder”, analizó Djokovic, que busca su noveno título en Melbourne, y disputará su 39ª semifinal de Grand Slam.

Karatsev, de 27 años, que derrotó fácilmente a un Dimitrov afectado por dolores dorsales 2-6, 6-4, 6-1, 6-2, tenista accede a las semifinales del primer Grand Slam en que participa, y es asimismo el tenista peor clasificado en la ATP que llega a semifinales en Melbourne desde hace 30 años.

“Es una increíble sensación, primer Grand Slam, primera vez en semifinales. Increíble”, dijo Karatsev tras la victoria.

La menor de las Williams venció sin mayor problema a Simona Halep y se instaló en las semifinales del Australian Open, a la vez de conseguir su triunfo 362 en Grand Slam, con lo que empareja a Roger Federer como los tenistas con más victorias en estos torneos.

Su siguiente rival será Naomi Osaka, tenista nipona que de a poco va adquiriendo mayor relevancia y se ha convertido en una de las figuras más jóvenes en disputar los torneos grandes del tenis en los últimos años.

Ahora la tenista de 23 años deberá sortear la semifinal ante Serena Williams, quien ha recuperado su mejor tenis y que no pretende dejar escapar la oportunidad de levantar otro trofeo en Melbourne.

“Es mi mejor partido del torneo, sin ninguna duda. Jugaba contra la número 2 del mundo, así que sabía que era necesario que lo hiciese mejor (que hasta ahora). Y es lo que hice, por ello estoy muy contenta”, expreso Serena.

A sus 39 años, la pequeña de las hermanas Williams disputará su novena semifinal en Melbourne. En las ocho ocasiones precedentes logró el pase a la final. Y siete veces alzó el título en el Grand Slam australiano (2003, 2005, 2007, 2009, 2010, 2015 y 2017).

Djokovic comentó que la carente de 14 días antes del torneo afectó con lesiones a varios tenistas. Incluido él, por lo que llama a realizar los siguientes torneos al estilo de la NBA. “Tenemos que encontrar la manera, ya sea algo como la burbuja de la NBA, porque se lo escuché a varios jugadores y no me importa discutir sobre ideas de este tipo”, expresó.

Publicidad