El tenista serbio Novak Djokovic, actual número uno del mundo, confirmó que viajará a Nueva York para competir tanto en el US Open, segundo ‘Grand Slam’ de la temporada, y en el Masters 1000 de Cincinnati.

“Estoy feliz por confirmar que participaré en el Western & Southern Open y el US Open de este año. No fue una decisión fácil de tomar con todos los obstáculos y desafíos que hay en muchos lados, pero la perspectiva de competir nuevamente me emociona mucho”, señaló Djokovic.

Te puede interesar: Maradona pidió las temporadas de ‘El Chavo del 8’ a cambio una entrevista

El de Belgrado, triple campeón del ‘grande’ neoyorquino, no olvida que ha jugado algunos de sus “mejores partidos” en Flushing Meadows, y se mostró “consciente de que esta vez será muy diferente con todos los protocolos y medidas de seguridad que se implementan para proteger a los jugadores y a la gente de Nueva York”.

Sin embargo, he entrenado duro con mi equipo y he puesto en forma mi cuerpo, así que estoy preparado para adaptarme a las nuevas condiciones. He hecho todas las pruebas para asegurarme de que estoy completamente recuperado y estoy listo para volver a la pista totalmente comprometido con jugar mi mejor tenis”, añadió ‘Nole’, que dio positivo por coronavirus tras organizar el benéfico Adria Tour, y que estuvo en el centro de la polémica por unas imágenes de una fiesta donde se respetaban las medidas sanitarias.

El serbio también ofreció su “respeto y aprecio a todos los que dedican tiempo, esfuerzo y energía a organizar estos dos eventos para que los tenistas puedan volver a su campo de trabajo”, aunque tampoco olvida que la situación actual con la pandemia no está permitiendo que “todos los tenistas viajen y compitan con el mismo nivel de riesgo”. “Espero que la situación cambie pronto y todos volvamos a hacer lo que amamos y hacemos mejor”, confesó.

De este modo, Djokovic hará su regreso oficial a las pistas en el Masters 1000 de Cincinnati, que se jugará en esta ocasión también en Nueva York del 22 al 28 de agosto, y que será la antesala del US Open, que se disputará a partir del 31 de agosto.

Jugadores como el español Rafa Nadal, actual campeón y número dos del mundo, la australiana Ashleigh Barty, número uno de la WTA, o la ucraniana Elena Svitolina, cinco del ranking, ya han confirmado que no acudirán por el temor al coronavirus.

Publicidad