Eduardo Salvio habría llegado a un arreglo verbal con Pumas y se espera que el creativo estampe su firma por dos años con los universitarios.

El volante argentino, que jugó para equipos como Boca Juniors, Benfica y el Atlético de Madrid, está conforme con la propuesta económica que lanzaron los auriazules.

Además, la llamada del técnico Andrés Lillini para empaparlo del proyecto, fue lo que terminó por convencerlo.

Anuncios

Tras la baja de Favio Álvarez, quien se fue a préstamo a Talleres de Córdoba, los Pumas se dieron a la tarea de buscar un refuerzo con experiencia y no seguir echando mano de sus jóvenes canteranos, a los que les faltan horas de vuelo.

Salvio estaba metido en una ardua negociación, ya que la escuadra xeneize buscaba renovarle el contrato.

Boca hará un último intento con una una nueva propuesta para el volante, aunque se ve complicado que puedan retenerlo porque está conforme con el contrato y las condiciones que le ofrecen los auriazules, las cuales superan por mucho a lo que le puso en la mesa Juan Román Riquelme, director deportivo del conjunto bonaerense.

Te puede interesar: Pumas: Juan Ignacio Dinenno es del interés de Cruz Azul

Los universitarios están en espera de tener un acuerdo por escrito para hacerlo oficial, previo a que pase por los exámenes médicos.

El contrato de Salvio con Boca termina el 30 de junio.

Publicidad