La hegemonía de los equipos de la Liga MX sobre los de la MLS suelen ser comunes y más si de un título se trata, pero este miércoles la historia fue diferente para las Águilas del América. El cuadro dirigido por Miguel Herrera cayó ante el Atlanta United en la Campeones Cup, una derrota dolorosa para los de Coapa y que a su vez debe ponerlos a reflexionar. En MARCA Claro te decimos las razones de la derrota de los azulcrema.

Penales: Durante el partido se marcaron dos penales a favor del Atlanta United, y si bien uno de ellos no terminó en gol por error de Josef Martínez, el que se marcó al minuto 64 pesó. De nueva cuenta el venezolano cobró la falta y está vez fue certero que sentenció con el 3-2 y les costó poder emparejarlo o llevarlo a otras instancias el duelo por el título.

Desatenciones en la defensa y en el ataque: América pecó un poco. A lo largo de 90 minutos, el cuadro de Miguel Herrera dejó ver algunas desatenciones en su defensa con Jorge Sánchez, Carlos Vargas y Bruno Valdez, quien incluso salió expulsado, mientras que en la defensa, los atacantes no fueron certeros pese a las opciones de gol que tuvieron y que al final, les costaron el marcador en contra.

Expulsión de Bruno Valdez: Las desatenciones en la defensa se vieron reflejadas en el accionar del defensor, Bruno Valdez quien cometió algunas faltas que lo llevaron a ganarse dos tarjetas amarillas para terminar expulsado, dejando así a su equipo con 10 hombres en el terreno de juego en los últimos 20 minutos del juego, sí bien las Águilas ya iban perdiendo en el 72′, mermó a la plantilla por su expulsión.

Distracción previa: El equipo vivió previamente días complicados y de mucha incertidumbre, situación que mentalmente pudo afectar al equipo. Agustín Marchesín y Mateus Uribe dejaron la plantilla tras fichar con el Porto y el dilema por quién llegaría al arco causó distracciones pese a que Oscar Jiménez estaba disponible. De esta manera los días en Coapa no fueron sencillos.

Confianza ante equipos de la MLS: América ya sabe lo que es ganarle a los equipos de la MLS, por lo que la confianza pudo ser excesiva para los pupilos de Miguel Herrera y no previeron que el rival a vencer es uno de los que más ha crecido en la MLS como lo es el Atlanta United.

Con información de Marca

Publicidad