El Barcelona ha emitido un comunicado oficial en el que se posiciona contra los insultos proferidos por aficionados azulgranas hacia el Espanyol en el ‘miniderbi’. 

Los incidentes tuvieron lugar durante el partido entre filiales que jugaron el Barcelona B y el Espanyol B el pasado fin de semana. Ambos equipos se midieron en el estadio Johan Cruyff el sábado 4 de enero con motivo de la 19ª jornada del Grupo 3 de Segunda División B. 

El partido terminó con victoria local (2-0), pero la noticia estuvo en la grada. Y es que algunos aficionados culés profirieron graves insultos hacia el Espanyol y sus aficionados. Entre 20 y 25 fueron identificados por el club azulgrana como responsables, procediendo a ser cercados por la seguridad del club para “minutos más tarde” ser “expulsados del campo por los Mossos”.

La mayoría de los cánticos, dirigidos contra hinchas del conjunto blanquiazul, enaltecían la violencia. “Si alguna vez he de matar, que sea a un perico de Sarriá”, espetaban los aficionados.

Comunicado oficial del Barcelona: 

“Ante los hechos protagonizados por un reducido número de aficionados el pasado sábado en el Estadio Johan Cruyff, con motivo del partido entre el Barça B y el Espanyol B, en el que se profirieron gritos y cánticos del todo inaceptables, el FC Barcelona comunica:

1) Una vez detectadas estas conductas, la seguridad del Club rodeó a este grupo, de entre 20 y 25 personas, que minutos más tarde fue expulsado del campo por los Mossos, tal y como detalla el acta arbitral del partido.

2) El Club ha pedido la colaboración de los Mossos para obtener la identificación de los participantes en los hechos del sábado, para denunciarlos y prohibir el acceso a las instalaciones del FC Barcelona. La denuncia se presentará ante la Fiscalía responsable de delitos de odio y se informará a la Comisión Antiviolencia a los efectos sancionadores oportunos. En caso de que alguno de los participantes sea socio, la denuncia también se hará ante la Comisión de Disciplina del Club.

3) El Club seguirá firme en su compromiso absoluto con la lucha para erradicar cualquier comportamiento violento, condena públicamente estos hechos y lamenta los agravios y las molestias que hayan podido ocasionar”. 

El Espanyol denuncia los cánticos 

Por su parte, el Espanyol denunciará ante el Comité de Competición los cánticos que se produjeron durante el derbi de filiales. Mediante un comunicado, la entidad blanquiazul entiende que estos cánticos “son constitutivos de conductas que incitan a la violencia, al racismo, la xenofobia y la intolerancia en el mundo del fútbol”.

Durante este partido, una parte de la grada profirió cánticos contra la memoria del fallecido Dani Jarque, excapitán del Espanyol, como “Si Dani Jarque mete un gol, sería un gol fantasma” y contra los seguidores pericos: “Si alguna vez he de matar que sea un perico en Sarriá” e incluso se escucharon proclamas nazis: “Sieg Heil”.

Publicidad