El 1 de marzo de 2020 se jugó el último partido en el estadio Santiago Bernabéu y no pudo ser un duelo mejor. Era la 26ª jornada de LaLiga Santander, el Real Madrid recibía al FC Barcelona en el Clásico el fútbol español con el liderato en juego. Los azulgranas llegaban como líderes a ese partido pero al final de los 90 minutos perdieron esa posición.

Los 78.357 espectadores que abarrotaban las gradas del Santiago Bernabéu vieron cómo el equipo de Zidane se llevó la victoria 2-0 gracias a los goles de Vinicius y de Mariano nada más entrar al terreno de juego. Y con esos tres puntos el conjunto blanco no sólo no se descolgaba de LaLiga sino que recuperaba el liderato, aunque o perderían una semana en el Benito Villamarín al caer derrotados ante el Betis.

Te puede interesar: Atlas espera para abrir el Jalisco; su afición volvería hasta abril

A continuación llegó la pandemia y el parón de las ligas, por lo que en el club aprovecharon que no había fecha de regreso para acelerar las obras en el Bernabéu. Una vez que se reanudó la competición el Real Madrid se mudó a Valdebebas y desde entonces juega sus partidos como local en el estadio Alfredo Di Stéfano, sin público debido a las medidas impuestas para frenar el Coronavirus.

En principio la remodelación del Bernabéu no finalizará hasta el año 2023 y mientras que no se vuelvan a llenar los estadios la idea del club es que el equipo de Zidane siga jugando en Valdebebas. Así pues, los madridistas todavía tendrán que esperar un largo de tiempo para ver a su equipo jugando de nuevo en un remodelado estadio Santiago Bernabéu.

Publicidad